< volver

5 Alimentos para cuidar de tus articulaciones

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 31 de agosto de 2015

5 Alimentos para cuidar de tus articulaciones

 

¿Sufres de dolores articulares frecuentes? ¿Sabes qué alimentos pueden ayudarte a prevenirlos o reducir su intensidad? Los trastornos articulares están presentes en un elevado número de personas y pueden resultar altamente incapacitantes. Para evitarlos, una alimentación adecuada, puede ayudar a prevenirlas o disminuir el dolor que producen. Te lo contamos en la Cocina de Alimerka. ¡Empezamos!

 

Alimenta tus articulaciones.

Las verduras, los frutos secos o el pescado azul son algunos de los alimentos que cuidan de tus articulaciones. Conocerlos te ayudará a elegir mejor a la hora de confeccionar el menú semanal. A continuación te indicamos los que no deben faltar en tu dieta:
 

  • Frutos secos: nueces, avellanas, almendras, son ricos en ácidos grasos omega-3, relacionados con la reducción de la inflamación y por tanto del dolor y además aportan magnesio, fundamental para unas articulaciones sanas. ¡Toma un puñadito cada día!
     
  • Frutas: Su consumo es recomendable para todas las personas y etapas de la vida, pero en caso de  sufrir problemas articulares, cobran mayor importancia. Consume aquellas con alto contenido en vitamina C. Esta te ayuda a producir colágeno y evitar el deterioro de las articulaciones. La vitamina C también es fundamental en la regeneración de los tejidos. ¡Recuerda tomarla a diario!
     
  • Verduras y hortalizas: las verduras de hoja verde, crucíferas como el brécol u hortalizas como la cebolla o el ajo, resultan de uso imprescindible en nuestros platos si queremos alejar el dolor articular por un tiempo. En el caso del ajo o la cebolla sus compuestos azufrados poseen acción antioxidante evitando la degeneración articular y además cuenta con cierto efecto antiinflamatorio. Otras verduras, como las de hoja verde son fuente de calcio y magnesio, ambos minerales necesarios para una adecuada salud articular y ósea.
     
  • Pescados: Tanto el consumo de pescado blanco como azul ofrece amplios beneficios a nuestra salud. En el caso del dolor, los pescados azules tienen mayor capacidad antiinflamatoria por poseer más cantidad de ácidos grasos omega-3. Además aportan multitud de minerales como selenio, cinc o magnesio, y vitaminas como la D,  involucrados en el mantenimiento articular y evitando su deterioro.

  • Cereales y legumbres: arroz, garbanzos o las alubias, entre otros, son fuente de proteínas vegetales que forman el colágeno. ¡Come de cuchara!
     
  • Huevos, carne y derivados: Por su riqueza en proteínas de alta calidad, son esenciales para el mantenimiento de tejidos, tendones y huesos. ¡Cocínalos con poca grasa y de manera sencilla!
     
  • Agua: No nos podía faltar. El agua es fundamental para hidratar nuestro cuerpo y mantener lubricadas mucosas y articulaciones. ¡Consume una cantidad adecuada!
     

Y tú, ¿ alimentas tus articulaciones?

Comentarios (1)

 

Por lucia, 4 de octubre de 2015

Es un tema muy interesante,aunque a decir verdad que no me cuido mucho. Sobre todo lo que menos como son las frutas .

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)