< volver

7 Alimentos para entrar con fuerza en la primavera

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 6 de abril de 2015


Con la llegada de la primavera, se producen cambios en la temperatura, el funcionamiento del organismo, los días son más largos, nuestros hábitos se modifican y con ellos, podemos llegar a resentirnos y que el cansancio, la falta de energía o la apatía se apodere de nosotros. Para que el cambio de estación no te pase factura, desde la Cocina de Alimerka te proponemos 7 alimentos que no te pueden faltar para entrar con fuerza en la primavera.


¡No te pueden faltar!

Las verduras y Legumbres: las verduras son ricas en minerales fundamentales para combatir el cansancio. Además en esta época encontramos muchas verduras de temporada y a un precio muy asequible. Las legumbres son ricas en vitaminas del grupo B, necesarias para el adecuado funcionamiento del sistema nervioso central, además aportan energía que se libera lentamente en nuestro organismo, garantizándonos energía duradera.

¡Elige entre sus diferentes variedades y disfruta de los platos de cuchara!

La Quínoa, es un pseudocereal que poco a poco se está haciendo con un lugar en nuestras cocinas. Es rico en proteínas de alta calidad, ya que contiene los 8 aminoácidos esenciales para nuestro organismo. Estos aminoácidos nos ayudan a reparar las estructuras de nuestro organismo y mantenerlas sanas, ayudando al buen estado general.

Pescado azul, consumir 2-3 veces a la semana pescado, siendo 2 de ellas azul, resulta muy adecuado durante esta época, ya que por su contenido en ácidos grasos omega-3, con funciones antiinflamatorias, nos ayudará a sentirnos mejor y menos pesados.

Carnes, ¡magras mejor! Las carnes magras nos aportan todos los beneficios de la carne pero dejando de lado su contenido en grasas. Elige pollo, pavo, conejo, caballo o avestruz, entre otras. Estas te aportaran cantidades importantes de vitamina B12, hierro y selenio. Necesarios para evitar procesos de decaimiento y combatir el cansancio que su déficit nos puede producir, así como prevenir el envejecimiento.

Las semillas. De calabaza, pipas, girasol. ¡Elige la tuya! Te aportan una buena cantidad de vitamina E, que protege tu piel y tejidos, así como vitaminas B1 y B3. Ambas con acción sobre el sistema nervioso. ¡Para unos nervios de acero!.

Los lácteos. Yogur, leche, queso y sus derivados son ricos en proteínas de alta calidad, calcio y vitaminas D y A y del grupo B. Además son precursores de triptófano que tiene un efecto calmante, ayudándonos a conciliar el sueño y que este sea de mejor calidad. ¡Para levantarse con las pilas cargadas!.

Las frutas, frutos secos y frutas desecadas. Por su aporte en vitaminas antioxidantes, ácidos grasos esenciales y vitamina E y su alto aporte de energía rápida para cuando necesites un plus de energía, son fundamentales en tu dieta. Consúmelas frescas, en ensaladas, con yogur o en repostería. ¡En muy poca cantidad ofrecen múltiples beneficios!

Con estos alimentos y unos hábitos adecuados, entrar con fuerza y energía en la primavera te resultará muy fácil.
 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)