< volver

7 Consejos útiles para una adecuada alimentación de los niños en verano

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 10 de agosto de 2016

Alimentación niños en verano

 

¿El verano modifica vuestra rutina de alimentación? ¿Tus niños tienen menos hambre y no eres capaz a que se lo acaben todo? El calor y los cambios en la rutina diaria pueden producir alteraciones en nuestra dieta, y esto puede desembocar en desequilibrios alimentarios que afectan, sobretodo, a los más pequeños de la casa. Mantener el desayuno, introducir una cantidad suficiente de frutas y verduras y practicar ejercicio físico de manera regular, serán las claves para mantenerse sano también durante el verano. En la Cocina de Alimerka te damos siete trucos sencillos para una alimentación infantil durante el verano.

1. ¡No te olvides del desayuno! Es importante mantener una estructura constante en la dieta. Por ello el desayuno nunca debe faltar, aunque nos levantemos más tarde o sintamos menos hambre. Si no tienen hambre, dales un poco de leche con una tostada o fruta. ¡es la mejor forma de empezar el día con energía!
2. Varía lo que coméis. Elegir alimentos diferentes diariamente os ayudará a consumir todos los nutrientes diarios necesarios. Consume alimentos de todos los colores y ofréceles platos coloridos que además de nutritivos son más atractivos. ¡Juega con los colores!
3. Y ¿Por qué comen menos? El calor, un desayuno más tardío de lo habitual o la ruptura de los horarios habituales pueden hacer que tus hijos tengan menos hambre. Esto es normal, pues a nosotros también no suele ocurrir. Además ten en cuenta que no todos los días ingerimos la misma cantidad de alimentos.
4. Las ensaladas no te deben faltar. Son ricas en agua, fibra y vitaminas y minerales. La opción ideal para recuperar nutrientes producidas por el calor, el ejercicio y mantener el ritmo durante todo el verano. Échale un poco de imaginación y haz ensaladas de todo tipo: de legumbres, con quínoa, de pasta, con frutas, frutos secos…
5. Fruta, el tentempié ideal en verano. Melón, sandía, piña, melocotones, nectarinas, ciruelas y un sinfín de frutas de temporada entre las que elegir. El verano es el mes por excelencia de una gran variedad de frutas. Son una forma saludable de matar el hambre y aportar nutrientes a nuestro organismo. Así que si vas a la playa, a la piscina o de picnic, no olvides llevártela en un tupper bien fresquita. Y recuerda, ¡consume al menos 3 piezas de fruta al día!
6. Sacia su sed. Para ello opta por el agua o las bebidas aromatizadas con frutas sin edulcorar.
7. Fomenta que se muevan. Jugar al balón, saltar a la comba, nadar o correr al borde de la playa. Todos ellos son un buen entrenamiento diario y muy saludable para que se mantengan en forma este verano.

¿Se nos ha quedado algo?  Si es así, cuéntanos qué haces para que tus hijos disfruten del verano de una manera saludable.


 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)