< volver

8 Claves para prevenir la obesidad infantil

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 12 de marzo de 2015

Obesidad infantil

 

Que el sobrepeso y la obesidad cada vez están más presentes en nuestra población más joven, es una realidad y así nos lo indican los expertos. ¿La causa? No está clara. Lo que sí sabemos es que la mejor manera de combatirla es prevenirla desde etapas tempranas y qué mejor que empezar a hacerlo desde la infancia. ¡Nuestros hijos nos lo agradecerán! Crear hábitos alimentarios adecuados, involucrar a los menores en la elaboración de los menús y la realización de actividad física, son piezas imprescindibles para conseguirlo. Desde la Cocina de Alimerka te contamos 7 claves para prevenir la obesidad infantil.

 

1. Llevar un control

Es recomendable hacer un seguimiento, al menos cada 6 meses para valorar si el peso que presenta el niño es el adecuado para su edad. De este modo, si detectamos alguna variación, podremos corregirla más fácilmente.

2. Los padres, un ejemplo a imitar

Si los padres siguen hábitos alimentarios y estilos de vida saludables, los hijos también lo harán. Por ello, es fundamental que éstos consuman variedad de alimentos: frutas, verduras, hortalizas y sigan una dieta sana. Del mismo modo, deberán motivar y garantizar la realización de actividad física al aire libre que resulte divertido y atractivo, tanto para los menores como para los padres. ¡Disfruta con ellos!

3. Cinco comidas al día

Es necesario que el menor se acostumbre a realizar tres comidas principales y dos tentempiés de menor volumen. De esta manera evitaremos que no se habitúe a picotear entre horas y se desvirtúen los horarios de las comidas. ¡Evita tener en casa estos alimentos!

4. Bebida de preferencia, el agua

Se debe reducir el consumo de los refrescos a momento puntuales y cuando el niño tenga sed, ofrecerle agua. ¡Lleva siempre agua a mano!

5. En la mesa

Reducir el aporte de grasas como rebozados, frituras, salsas, etc. y ofrecer alimentos saludables como verduras y hortalizas, legumbres, carnes y pescados bajos en grasa, con variedad de colores y texturas para que sean atractivos. ¡Sé creativo!

6. El tamaño de las raciones

No todos comemos la misma cantidad y lo mismo sucede con los niños. Su propio organismo les indicará cuándo tienen hambre y cuando no. Cuando uno niño ya no quiere más, no se le ha de obligar, cuando vuelva a tener hambre, volverá a comer. ¡ No le obligues a comer!

7. En las celebraciones

Es recomendable servir alimentos saludables, junto con otros alimentos habituales en las celebraciones. De este modo los menores los percibirán como alimentos que deberán formar parte de nuestra alimentación diaria. Si además propiciamos el juego en su elaboración, por parte de los menores, éstos querrán comerlas con más motivo. ¡Marchando unas brochetas de frutas¡

8. Dormir lo suficiente

Aquellos menores que duermen menos de 8 horas, tienen más posibilidades de desarrollar problemas de sobrepeso y obesidad. En niños se recomienda que el descanso sea de 10 horas. Y ¡ A soñar con los angelitos!.
 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)