< volver

Adultos mayores: más proteínas y menos calorías

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 24 de abril de 2019

Alimerka

 

“Con la edad se engorda”. Probablemente hayas escuchado esta frase entre la gente que ya tiene más bien llena su mochila de vida y, aunque pueda sonar a excusa, lo cierto es que es muy real: los años ayudan a sumar kilos. Con la edad, la grasa comienza a acumularse en la zona abdominal haciendo que la báscula sume más kilos, sin embargo, muchos especialistas son reacios a poner a dieta a la gente mayor por miedo a deterioro óseo o pérdida de masa muscular. Pero esto, ¡parece estar cambiando! Estudios recientes muestran que una dieta alta en proteínas y baja en calorías puede resultar de lo más útil para perder peso y así evitar los efectos secundarios indeseados de poner a dieta a la gente mayor. ¿Quieres saber más?

¿Por qué ganamos peso con la edad?

Parece que el motivo es la pérdida inevitable, -debida a la edad-, de masa muscular. Este hecho, a su vez, produce un aumento de peso porque a menos músculo, menos gasto calórico. Y también porque aunque los años pasen, el hambre no desaparece con la edad.

Efectos de aumentar proteínas y reducir calorías en mayores

Hasta el momento, pocos eran los especialistas que se atrevían a poner a dieta a las personas mayores por miedo a efectos secundarios como la pérdida de mas aósea o de músculo y por tanto reducir su calidad de vida. Sin embargo, un nuevo estudioarroja algo de luz sobre el tema y señala que aumentar la ingesta proteica y disminuir la cantidad de calorías, puede ser efectivo no solo para conseguir que los adultos con obesidad pierdan peso, sino para preservar la salud ósea y muscular.

Alimentos ricos en proteínas y bajos en calorías

  • Carnes magras: pollo, pavo o conejo son carnes consideradas magras y con alto aporte de proteínas. Además, en el caso de las dos primeras, si les quitamos la grasa estaremos rebajando su aporte calórico de manera importante. Consume tres raciones semanales de unos 100-120 g.
  • Pescados blancos: todos los pescados blancos son bajos en grasas y ricos en proteínas, sobre todo, el bacalao. ¿Sabías que puedes diferenciar los pescados blancos observando su cola? Si esta es recta, ¡será blanco! Consume al menos tres o cuatro raciones a la semana de unos 120-150 g.
  • Legumbres: son buena fuente de proteínas y si las mezclamos con cereales como arroz o verduras (mejor si son de hoja verde), su calidad nutricional se ve mejorada. Así es que apunta las recomendaciones: entre dos a cuatro raciones semanales de unos 150-200 g en cocido.
  • Huevos: sin duda el rey de las proteínas de alta calidad. Además de aportar cantidades importantes de vitaminas A y D, o minerales como el selenio, si se cocina sin grasas se convierte en un alimento bajo en calorías. ¿Sabes cuáles son las recomendaciones? Entre tres y cinco a la semana.

 

¿Pensando en ponerte a dieta? Antes es importante que una ingesta aumentada de proteínas no está aconsejada en aquellas personas con problemas renales, Así es que nuestro consejo es que si estás pensado en perder peso, lo hagas poniéndote en manos expertas. Acude a un dietista-nutricionista que analice tu caso particular y te diga los pasos a seguir.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)