< volver

Alimentación adecuada en personas mayores

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 25 de julio de 2016


¿Sabías que es necesario adaptar nuestra alimentación a medida que nos hacemos mayores? Que con la edad, ¿perdemos masa magra y necesitamos menos calorías? O que la ingesta de agua, ¿debe ser mayor debido al aumento la pérdida de la misma? Como en otras etapas de la vida, en la edad adulta mayor es necesario seguir un patrón de alimentación saludable y adaptarlo a la práctica de ejercicio dentro de las posibilidades individuales. En la Cocina de Alimerka te explicamos cómo hacerlo y qué alimentos son aconsejables en esta etapa. ¡Acompáñanos y te lo contamos!


Alimentación equilibrada, a todas las edades


No hay mejor forma de llegar a mayor de manera saludable que cuidando nuestra alimentación en las etapas previas. La ingesta adecuada de frutas, verduras, legumbres, cereales o pescados, que ayuda a ralentizar el proceso de envejecimiento. Y al igual que sucede durante la infancia o adolescencia, en la tercera edad, es necesario prestar atención a determinados nutrientes que nos ayudarán con nuestra calidad de vida. ¿Quieres saber cuáles? ¡Descúbrelo a continuación!

Alimentos esenciales en las personas mayores


Frutas de todos los colores y formas. Garantizar una ingesta adecuada de frutas en las personas mayores no siempre es tarea fácil. Los problemas de masticación, las digestiones difíciles o su textura fibrosa, pueden ser algunas de las razones por las que no son bien toleradas. La mejor forma de consumirlas es prepararlas en macedonia, mezcladas con otros alimentos o en compota. ¡Elige frutas de todos los colores y formas!

Verduras, todos los días. Al igual que las frutas, las verduras pueden ser complicadas para las personas mayores. Una lasaña de verduras o un revuelto, pueden hacer que estas sean consumidas con mayor facilidad. Además te ayudarán a enriquecer la dieta. Y no te olvides de incluir de manera habitual verduras de hoja verde como brécol, coliflor o rúcula.

Proteínas procedentes de carnes magras, pescados, huevos y derivados. Todos ellos además de proteínas de alta calidad, garantizan una cantidad importante de vitaminas del grupo B y A o D y minerales como calcio, selenio o magnesio. Además, las legumbres también son un aporte proteico más que interesante y destaca por su contenido en fibra.

Lácteos. Por su aporte en calcio y proteínas, resultan imprescindibles en la alimentación diaria de las personas mayores. ¡Recuerda tomar entre dos y tres raciones diariamente!

Frutos secos. Ricos en ácidos grasos omega-3, los frutos secos son una forma de ingerir estas grasas de alta calidad casi sin darnos cuenta. Si existen problemas de masticación podemos triturarlos hasta hacer una pasta y untarlo en pan, galletas o mezclarlo con yogur.

Agua, a diario. Como te decíamos al principio de este post, en personas mayores la pérdida de agua es mucho mayor. Así que es necesario que ingieran al menos ocho vasos de agua al día

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)