< volver

Alimentación del bebé durante el primer año de vida

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 24 de abril de 2015

Alimentación del bebé durante el primer año de vida

La alimentación durante el primer año de vida es de gran importancia para un buen desarrollo y salud futura. Durante esta etapa debemos garantizar la energía y nutrientes necesarios para prevenir enfermedades y crear unos hábitos alimentarios adecuados. Esta puede resultar una tarea difícil al principio, los que ya son padres lo sabrán ¿verdad? Pero con un poco de paciencia y esfuerzo, acabará por comer prácticamente de todo. Desde la cocina de Alimerka te contamos cómo debe ser la alimentación del bebé durante el primer año de vida.

¿Qué debe comer el bebé durante los primeros 6 meses?

Durante esta etapa, el bebé deberá alimentarse solo de leche materna o de inicio. Es lo que recomiendan los expertos en alimentación infantil junto con la OMS (Organización Mundial de la Salud).

¿Y a partir de los 6 meses?

A partir de este momento empieza la alimentación denominada complementaria o de transición, en la que además de leche, se empiezan a introducir alimentos sólidos en la dieta del bebé. Y ¿Cómo se debe hacer? Los alimentos se deben introducir de manera progresiva y en pequeñas cantidades para ir probando tolerancia y que el bebé se habitúe a ellas. Las pautas nos las marcará el pediatra para cada caso, pero en líneas generales las recomendaciones para la introducción de los diferentes alimentos son:

Cereales: Los cereales sin gluten podrán introducirse a partir del 4º mes, si el pediatra lo considera adecuado y a partir de los 6 meses se comienzan a introducir los cereales con gluten, siempre en pequeñas cantidades y de forma progresiva para evitar intolerancias.

Frutas: Se recomiendan que se evite endulzarlas con miel o azúcar para no enmascarar su sabor real. Algunas como las fresas o melocotones se recomienda no administrarlas hasta el año para evitar posibles alergias. ¡En papilla o trituradas son la mejor opción!

Carnes: Se empezará con el pollo y posteriormente se introducirán pequeñas cantidades de cordero o ternera acompañadas de verduras en puré. 

Hortalizas y verduras: Se suele comenzar por la patata y la zanahoria. Algunas como las espinacas, acelgas, remolacha, coles y nabos deberán darse a partir de los 8 meses. ¡Acostúmbralos al sabor real de las verduras para no tener problemas futuros!

Pescado: Se comenzará por los pescados blancos, en pequeñas cantidades en los purés junto con verduras a los 9 meses, retrasando hasta los 12 meses la introducción del pescado azul.

Legumbres: Se empleará a partir de los 12 meses, cocidas con verduras y bien trituradas.

Huevo: La clara no debe introducirse antes de los 9 meses y la yema se retrasará hasta el año.

Yogur: es mejor empezar con los yogures preparados a base de leche de fórmula adaptada.

Leche de vaca: es preferible introducirla después de los dos años de edad.

Si tienes dudas sobre la introducción de algún alimento, consulta con tú pediatra, él sabrá guiarte en la manera de llevar a cabo la alimentación del bebé durante el primer año de vida.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)