< volver

Alimentación en edad escolar, ¿qué y cuánto comer?

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 24 de febrero de 2016

Alimentación en edad escolar, ¿qué y cuánto comer?


La infancia constituye una etapa de la vida en la que la alimentación juega un papel muy importante en el adecuado desarrollo y puede tener repercusiones en la salud adulta. Para que tu hijo crezca de manera saludable, garantízale la cantidad de energía y nutrientes que necesita. ¿Y cómo conseguirlo? Incluyendo diariamente diferentes grupos de alimentos y adaptando la cantidad a sus necesidades. Si quieres saber más sobre cómo conseguirlo y qué cantidad ofrecerle ¡quédate! y te lo contamos en la Cocina de Alimerka.

Alimentación saludable en edad escolar. A partir de los tres o cuatro años de edad, los niños pueden comer de todo, pasando a tener una alimentación similar a la de los adultos. Pero es necesario prestar atención a cómo, cuándo y en qué cantidad se le ofrece esa comida. Para ayudarte, te contamos a continuación qué grupos de alimentos debes incluir y en qué cantidad, para que la alimentación de tus hijos resulte saludable, en este caso, durante la edad escolar.

Grupos de alimentos, frecuencia de consumo y raciones recomendadas

• Lácteos y derivados. Leche, yogur o queso serán los alimentos más aconsejables de este grupo. Se recomienda un consumo de entre dos a cuatro raciones diarias.  Garantízales al menos medio litro de leche entera, si no existe contraindicación, y completa su consumo con 2 yogures (125 g/ración) o  1 trozo de queso (20-60 g/ración). ¡Les aportarás todo el calcio que necesitan!

• Carnes, pescados, huevos y legumbres. Son preferibles las carnes magras (conejo, aves o ternera) cocidas enteras y picadas tras la cocción. Ofréceselas entre tres o cuatro veces semanales y emplea unos 50 -85 g por ración.  Altérnalas, en la misma cantidad, con el consumo de pescado, (azul y blanco), garantizando el consumo de ambos. ¿Y los huevos? Empléalos un máximo tres veces a la semana. Respecto a las legumbres, es aconsejable que las consuman unas dos o tres veces por semana y emplees raciones de unos 35-50 g. en crudo. Por su riqueza en fibra, contenido proteico y minerales resultan muy adecuados en esta etapa ¡Combínalos a lo largo de la semana y elabora menús saludables!

• Patatas, cereales y derivados. Son fuente de energía de alta calidad, por lo que no pueden faltar en la dieta de nuestros hijos. Incluye dos o tres raciones de estos al día, como plato principal o guarnición. ¡Toma nota! Una ración equivale a 40-70 g de arroz o pasta; 30 g de cereales desayuno y si empleas patatas unos 80-150 g de las mismas. ¡Y recuerda  incluir el pan en todas las comidas, unos 50 g / 2-4 veces al día!

• Frutas, verduras y hortalizas. Por su riqueza en agua, fibra, vitaminas y minerales son esenciales en la alimentación escolar. Garantiza 2 raciones de verdura (un plato grande en cada comida) y tres raciones de frutas, (1 pieza/ ración), al día. Ofréceles frutas y verduras de todos los colores, texturas y sabores. ¡Les estarás inculcando hábitos saludables!

• Aceites y grasas. Prefiere las grasas insaturadas y elige aceites como el de oliva y los frutos secos, para elaborar deliciosos bocadillos o tentempiés de media mañana o merienda. 

¡Y que nada les impida disfrutar de esta etapa!

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)