< volver

Alimentos que no son lo que parecen

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 4 de octubre de 2019

Alimerka

 

Tomates, aguacates, guisantes, calabazas o castañas son algunos alimentos con truco. Y es que habitualmente los asociamos a un determinado grupo que en realidad no es el suyo. ¿Frutas o verduras? En La Cocina de Alimerka te sacamos de dudas y además repasamos sus características nutricionales para que nunca falten en nuestra dieta. 

 

·Aguacate y tomate

¿Dírias que son verduras? ¿O más bien frutas? Todo depende de si nos referimos a su denominación botánica o a la alimentaria. Si optamos por la primera, ambas se consideran frutas, sin embargo, si nos decantamos por la segunda el tomate pasa a ser una hortaliza. Tengan la categoría que tengas, incluirlos en nuestra dieta siempre será un acierto. Con el aguacate sumaremos gran cantidad de vitamina E y grasas saludables, y con el tomate betacarotenos. Mézclalos y estarás potenciando la mejor absorción de estos nutrientes y su efecto en el organismo.

·Guisantes y cacahuetes

¿Verduras, legumbres o fruto seco? Si hablamos del guisante todo depende de su estado de maduración y es que si el guisante está tierno o verde, se considera una hortaliza, pero si está seco estaremos hablando de una legumbre. Lo que es seguro es que al comerlos estamos ingiriendo una gran cantidad de fibra y carbohidratos de lenta asimilación, además de ácido fólico. ¿Y en el caso del cacahuete? De acuerdo a su composición nutricional y forma de consumo, el cacahuete es similar al resto de los frutos secos, sin embargo nace de una vaina, por lo que en realidad se le considera una legumbre. Inclúyelo de forma habitual en tu dieta para sumar proteínas vegetales, fibra, magnesio o vitamina E. 

·Dátiles 

Parece una fruta desecada, pero es un fruto seco con una composición nutricional muy diferente. Los dátiles apenas aportan grasas y un alto porcentaje hidratos de carbono y azúcares. Son perfectos como suplemento energético. Además son ricos en potasio, calcio, hierro o betacarotenos, por lo que son un suplemento vitamínico y mineral natural perfecto y pueden servir de sustituto a alimentos dulces con menor interés nutricional. Si te apetece un dulce, ¡acuérdate de los dátiles!

·Castañas

Por composición se asemeja a los cereales, sin embargo se considera un fruto seco. Ricas en carbohidratos de lenta asimilación, son bajas en calorías y resultan altamente saciantes. Además son fuente de vitaminas del grupo B y aportan minerales antioxidantes como el zinc. ¿La desventaja? Que solo están disponibles un periodo de tiempo más bien corto. Así es que no desaproveches la oportunidad y hazte con ellas mientras dure su temporada.

¿Conoces algún otro alimento que no es lo que parece?  ¡Dinos cuál!

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)