< volver

Alimentos que te cuidan del sol

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 31 de mayo de 2017

Alimentos que te cuidan del sol

 

Los días de playa, las tardes de piscina y mucho tiempo disfrutando del sol y del buen tiempo ya están a la vuelta de la esquina. ¿Lo tienes todo preparado? Anticípate y no te olvides de algunos cuidados esenciales para evitar los efectos nocivos de la exposición solar. En La Cocina de Alimerka te hablamos de algunos alimentos que pueden ayudarte. Empieza cuidándote desde dentro. Cuando llegue el momento, tu piel estará lista para recibir los rayos del sol y evitar efectos indeseables. 

 

Frutas de temporada, el mejor alimento para tu piel

Albaricoques, cerezas, nectarinas, melocotones, melón, sandía y ¡muchas más! El pigmento responsable de su color característico amarillo, naranja o rojo, es debido a los carotenos. Estos compuestos poseen una potente acción antioxidante y ayudan a mantener la salud de las mucosas, ojos y piel. Así que no lo dudes y consume al menos tres raciones al día.

Verduras, dos raciones al día, y al menos una, que sea verde

Y es que los vegetales de hoja verde, como el brécol, lechuga o acelgas son una excelente fuente de ácido fólico. Una vitamina esencial para la regeneración celular y el desarrollo de tejidos, entre ellos la piel. Encuéntrala también en frutas como la naranja o el aguacate. Con ellos podrás hacer helados refrescantes y saludables, ideales para los días de calor.

Frutos secos, semillas y grasas saludables

Ricos en vitamina E, te ayudan a combatir de manera muy eficiente los daños en las células. Es por ello que no deben faltar en tu alimentación. La encontrarás en el aguacate, el aceite de oliva, las semillas y los frutos secos.

Pescado azul, al menos dos veces por semana

Sardinas, salmón, atún rojo o bonito son algunos de los pescados azules de temporada de los que obtendrás gran cantidad de ácidos grasos omega-3. Con acción antiinflamatoria, puede resultar útil para las pieles sensibles o altamente reactivas. Además, protege la piel del envejecimiento prematuro.

 

Y una vez listos por dentro, no te olvides de protegerte por fuera. ¡Utiliza siempre protección solar! 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)