< volver

Arroz, un alimento con mucho grano

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 28 de mayo de 2018

Alimerka

 

Si hay un alimento agradecido en la cocina, ¡ese es el arroz! ¿Se te ocurre algún alimento con el que no combine bien? ¡Seguramente no! Porque el arroz combina con cualquier alimento que se te pase por la mente: carne, verduras, pescados, huevo, frutos secos, y cualquier otra combinación que se te ocurra. Nutricionalmente, es fuente de hidratos de carbono y no posee grasa y si lo consumimos en su versión integral, también estaremos consumiendo fibra. Y ¡es libre de gluten! Por todo ello, en La Cocina de Alimerka te animamos a descubrir todo el potencial de este alimento con recetas rápidas y otras no tan rápidas, pero con las que sentirás que ha merecido la pena invertir más tiempo.

Tipos de arroz y formas de cocinarlos

Si no eres principiante en esto de la cocina, sabrás que arroces hay muchos y no todos son aptos para diferentes elaboraciones. (Si lo eres, te aconsejamos seguir leyendo esta entrada). Así podemos encontrar diferentes variedades de arroz, cuyo uso será diferente según la elaboración que queramos preparar, ¡te hablamos de ellos!

  • Arroz largo: se llama así por la mayor longitud del grano y es un arroz que no se pega ni se aglutina. Perfecto para ensaladas, guarniciones e incluso salteados.
  • Arroz de grano medio: es un poco más pequeño que el arroz de grano largo y también se le denomina arroz bomba. Es uno de los arroces que más caldo absorbe, y   por tanto más sabores capta, y una vez cocinado, tiene capacidad de aglutinarse moderadamente. Se emplea para paellas, arroces caldosos y risotto.
  • Arroz de grano corto. También se le denomina arroz redondo y es el arroz que más se aglutina y pega. Se emplea para la elaboración de recetas orientales y postres, como el arroz con leche.
  • Arroz integral. Este tipo de arroz mantiene la cubierta del cereal, lo que lo hace más duro, con menor capacidad de absorber agua y con nula capacidad para aglutinarse. Sin embargo, si se deja en remojo la noche anterior o se cocina durante más tiempo, se pueden conseguir platos deliciosos con el punto exacto y con un plus de fibra. Es perfecto para guarniciones, ensaladas o salteados.

 

Una receta, un tipo de arroz

Como te decíamos, para un buen resultado, es imprescindible elegir bien el tipo de arroz.  Y por si te faltan ideas, a continuación te damos algunas. ¿Con cuál te quedas?

¿Tienes una receta de arroz preferida? ¡Queremos conocerla! Déjanosla en comentarios.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)