< volver

Aumentar la densidad calórica de la dieta sin perder calidad nutricional

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 5 de agosto de 2016


¿Necesitas introducir más calorías y nutrientes en tu dieta sin incrementar la cantidad de alimentos? Este es el caso de las personas con necesidades aumentadas por diferentes patologías, aquellas que quieren coger peso o en determinadas etapas fisiológicas, como tercera edad, en la que es necesario aumentar la densidad nutricional de la dieta sin afectar a la calidad nutricional. ¿Cómo conseguirlo? Empleando grasas saludables, frutos secos o huevo son algunos trucos que aumentan la carga calórica sin aumentar el volumen de alimentos que debemos ingerir. En La Cocina de Alimerka te damos algunas claves sobre cómo conseguirlo ¡Síguenos y descubre cómo hacerlo!

Claves para aumentar la densidad calórica en la dieta

Emplea grasas de calidad. El aceite de oliva, girasol uotras semillas es una buena forma de sumar calorías en la dieta y ácidos grasos de calidad. Prefiere estas grasas cuando necesites aumentar el aporte de calorías de la dieta. Agrégalo en salsas, sopas, en guisos o para aliñar. ¡Incluso en tus postres!

Queso, no solo para picar
. Una buena forma de aumentar densidad calórica y calcio, es añadirlo en cremas, tortillas, croquetas e incluso para hacer arroz meloso. De este modo formará parte de la receta sin agregar volumen al plato.

Ten siempre a mano frutos secos.
Podrás agregarlos rallados, picados o enteros a diferentes preparaciones como pastas, ensaladas o incluso carnes y pescados. Estos además son fáciles de llevar y pueden formar parte de una media mañana o merienda saludable.

Huevo, agrega proteínas de alta calidad.
No solo puedes emplear los huevos para hacer tortillas o revueltos, inclúyelos en cremas, con las legumbres, para hacer croquetas o en un delicioso sándwich.

Leche y leche el polvo
. Son dos ingredientes muy útiles para hacer salsas como la bechamel, la tortilla o las cremas y a la vez enriquecer las recetas a las que se les agrega. Dependiendo de si las usas entera, semi o destanata la carga calórica variará. Así que tenlo en cuenta dependiendo de las necesidades.

Harina.
Aunque no es recomendable abusar de los rebozados, puede ser una forma de aportar densidad calórica a la dieta. Además puedes alternar este tipo de elaboraciones, con salsas como bechamel o agregarla a caldos y purés para espesarlos junto con la adición de leche.

Miel y mermeladas
. Para endulzar tus bebidas o postres, pueden sustituir el azúcar por miel o incluir mermelada en las galletas del desayuno. De este modo, aumentarás las calorías sin necesidad de comer más. Eso sí, hazlo de manera prudente y no abuses de este tipo de alimentos pues puede provocar alteraciones en la glucemia.

Como ves, aumentar la densidad calórica sin perder calidad nutricional en la dieta es posible con un poco de organización y algunos sencillos trucos. 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)