< volver

Bulos alimentarios: si es detox, no es saludable

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 1 de enero de 2020

 

Con la entrada del nuevo año, llegan los inevitables propósitos de cuidarnos más. Empezando por los kilos de más ganados durante las Navidades, y siguiendo por el clásico: “voy a comer mejor”. Ante esta inevitable situación, dietas, zumos y alimentos detox empiezan a aparecer por todos lados. Estos productos son vistos como la mejor manera de “destoxificar” nuestro cuerpo y eliminar todo aquello que ya no entra en nuestros planes. La pregunta inevitable es, ¿son efectivos? Y lo más importante, ¿son saludables? Antes de qué el término vuelva a estar en boca de todos, te contamos su verdadera efectividad.

Un término inventado

Depurativo, destoxificante o detox son algunos de los términos más empleados para promocionar hábitos insanos como si fueran sanos. Lo cierto es que si necesitamos desintoxicarnos, es que tenemos un problema de adición, y esto solo puede tratarse bajo supervisión médica. También es cierto que nuestro cuerpo genera sustancias de desecho, que de no ser eliminadas pueden ser un peligro para nuestra supervivencia. Sin embargo, nuestro cuerpo lo tiene todo estudiado, de ahí que vengamos configurados de serie con hígado, riñones, pulmones, y más órganos cuya función es precisamente depurar nuestro cuerpo y eliminar sustancias de desecho para mantener el equilibro sin gestión externa por nuestra parte. ¡No hace falta que hagamos nada por nuestra cuenta!

Promesas con riesgos

Seguir dietas restrictivas, sin control experto, basadas en alimentos de dudosa eficacia, no es la mejor manera de ganar salud. Los ayunos parciales, -o totales-, dietas de zumos, caldos o sopas, o el consumo exclusivo de ciertos alimentos vegetales, solo nos llevará a conseguir déficits nutricionales y una peor salud que nos hará más vulnerables a las enfermedades.

Qué hacer si quieres ganar salud y perder peso

La base para una buena salud y que nuestro cuerpo sea capaz de responder de manera adecuada a las agresiones externas (por ejemplo, patógenos), no son las pócimas mágicas, es una buena alimentación. Te damos algunos consejos para empezar con ella:

·Plantéate objetivos pequeños y posibles. Tomar una pieza de fruta al día más, beber más agua, comer menos dulces, dejar de lado los refrescos…

·Elige un grupo de alimentos saludable a incluir en tu dieta.Fruta, verdura, frutos secos, agua, legumbres. Apuesta por uno de ellos e intégralo en tu dieta de forma progresiva. Puedes hacer un calendario y así programar cuando comerlo.

·Empieza a comer mejor. Identifica todos aquellos alimentos y bebidas ricos en nutrientes poco interesantes como azúcares, grasas o sal y decide cuál vas a intentar desterrar de tu dieta poco a poco. ¡Ponte una fecha y empieza con ello!

Si realmente quieres cuidar esta salud en este 2020, aprende a construir platos equilibrados con el método del plato, descubre nuevos trucos para empezar a comer más frutas o  beber más agua. Pero, sobre todo, evita hábitos poco saludables.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)