< volver

Café y té: posibles protectores del hígado

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 23 de mayo de 2018

Alimerka

 

Más allá de ayudarnos a despertar por la mañana o darnos ese plus de vitalidad a media tarde, ¿sabías que el consumo moderado de café o té puede ayudarnos a proteger nuestro hígado? Porque según parece aquellas personas que consumen alguna de estas dos bebidas, presentan menor probabilidad de enfermedad hepática. Y de eso te hablamos hoy en La Cocina de Alimerka. Y también te damos algún que otro consejo para un hígado, ¡a pleno rendimiento!

 

Alimentación y salud hepática 

¿Has oído hablar del hígado graso no alcohólico? Si pensabas que los problemas hepáticos solo se producían por la ingesta de alcohol o a causa de ciertos virus, debemos decirte que esta patología está íntimamente ligada con la obesidad y su efecto, a largo plazo, puede desembocar en cirrosis. Y es que una mala alimentación y la cada vez menor práctica de ejercicio físico pueden pasar factura a nuestro hígado. Sin embargo, si se ataja a través de unos hábitos de alimentación adecuados, esta patología es reversible. ¡Presta atención!

Buenos hábitos que cuidan de nuestro hígado

Mantener un peso saludable o practicar ejercicio de manera regular, puede ayudarnos a prevenir ciertas enfermedades de este órgano. Además, cuidar la alimentación es un factor clave para la salud hepática, porque ciertos nutrientes como los antioxidantes, la fibra o la acción colerética de ciertos alimentos pueden ayudar a nuestro hígado a realizar su trabajo sin sobrecargarlo. ¿Quieres saber más sobre ellos y dónde encontrarlos? Entra aquí. Y descubre en qué alimentos encontrarlos.

Café y té para un hígado sano

Como te decíamos, el consumo moderado de café o té, parece ayudar a mantener un hígado sano. Y es que según los expertos la ingesta de estas bebidas parece reducir la rigidez o fibrosis del hígado debido a su inflamación crónica. ¿El motivo? Los investigadores apuntan a las sustancias antioxidantes presentes en el té y el café, pero aún se desconoce el motivo exacto. Es por eso, que indican la necesidad de llevar a cabo más estudios que verifiquen este efecto y la sustancia responsable y si su efecto se mantiene al mezclarse con otros alimentos como la leche.

Sea como sea, los expertos indican que la mejor forma de mantener un hígado sano, pasa por evitar el consumo de alcohol, cuidar nuestra alimentación y realizar ejercicio físico a diario. Y si además, eres de los que disfruta de un buen té o café, ¡es probable que tu hígado tenga todo lo que necesita para estar en plena forma! ¿Con cuál te quedas? ¿Eres más de té o lo tuyo es el café? 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)