< volver

Calorías de los mariscos y pescados

Por Laura Pire, 13 de agosto de 2013

marisco pescado

Como estamos en época de veraneo y chiringuito, hoy me gustaría que repasáramos las cualidades de los pescados y mariscos, como alimentos protagonistas de esta época. Veamos que hay de cierto en cuanto a sus calorías, su ligereza y qué aspectos no debemos sobrevalorar.

Los reyes del verano en las terrazas de los restaurantes, está claro que son los pescados y mariscos, una fuente excelente de vitaminas del grupo B, A, D y minerales como el yodo, el hierro, el cobre, el fósforo o el magnesio. Estos elementos variar considerablemente según hablemos de pescados blancos o azules. En cualquiera de los casos, aportan proteínas de las mejores porque contienen todos los aminoácidos que necesitamos para crear nuestras propias proteínas.

Los pescados blancos suelen ser bajos en grasa a diferencia de los azules, pero la grasa del pescado azul es muy rica en grasas poliinsaturadas (omega 3), que tienen una función fundamental en el desarrollo cognitivo, reducen la inflamación y el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

En cuanto a las calorías, los pescados y los mariscos presentan un número de calorías inferior en comparación con las carnes, pero también aportan energía, no lo olvidemos. Esto depende en buena medida de la preparación que le demos en la cocina. Por ejemplo, cien gramos de un pescado blanco como puede ser el bacalao tiene unas 80Kcal fresco. Si lo cocinamos al horno puede llegar a las 100, mientras que si lo hacemos frito alcanzará las 150Kcal.

En el caso de los pescados azules, por ejemplo el salmón, cien gramos fresco contienen unas 200Kcal, al horno aumentarían hasta las 260, pero si lo hacemos frito llega casi hasta las 300Kcal. Es muy sano, pero no adelgazante como muchos piensan.

Los mariscos pueden ser moluscos o crustáceos. Los moluscos (mejillones, almejas, pulpo, sepia) tienen una carne muy magra y rica en potasio, hierro, selenio, vitamina B3 y B12. Cien gramos de almejas contienen unas 75Kcal y la misma cantidad de mejillones 85, el pulpo tan solo 60Kcal y solo las ostras superan las 100Kcal.

Por cierto, los caracoles también pertenecen a este grupo y son una tapa muy frecuente en esta época del año en algunos lugares de veraneo en España, que solo aporta 90Kcal.

Los crustáceos son las gambas, langostas, cangrejos… Presentan los mismos beneficios que los moluscos, pero, a diferencia de estos, tienen un alto contenido en purinas y colesterol, lo que los hace poco recomendables para personas con ácido úrico o colesterol alto.

Cien gramos de gambas, langostinos, cangrejo, langosta o bogavante aporta entre 90 y 110Kcal. Éstos suelen consumirse cocidos, lo que no supone un aumento de calorías y por eso son los que se llevan la palma cuando hablamos de placeres culinarios ligeros. El colesterol de los crustáceos se encuentra en las cabezas y el carro. Con no comer esta parte, estamos reduciendo la ingesta de colesterol en buena parte. Sin embargo, el acido úrico está en toda su carne.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)