< volver

Canónigos, digestivos y nutritivos

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 19 de febrero de 2015

canónigos, digestivos y nutritivos

La verdura, a pesar de ser un alimento muy saludable, no siempre es apta para todos los públicos, ya que puede ocasionar problemas digestivos, dependiendo del tipo del que se trate. Este es el caso de la lechuga, empleada habitualmente en ensaladas, puede resultar difícil de digerir. Una solución es sustituirla por otra verdura más digestiva, es el caso de los canónigos. Además de digestivos, son ricos en vitaminas y minerales como hierro o yodo.

Además de digestivos, nutritivos.

Los canónigos, poseen muchas ventajas nutricionales, te las contamos a continuación:

  • Son más digestivos, ya que sus hojas son pequeñas y tiernas, más fáciles de digerir que otras verduras de hoja más grande y fibrosa.
  • Aportan fibra y una pequeña cantidad de proteínas de origen vegetal.
  • Una ración de canónigos cubre las recomendaciones de vitamina A y C diarias.
  • Son ricas en hierro, que combinados con vitamina C aumenta su utilización y también contienen yodo, necesario para el buen funcionamiento de la glándula tiroides.
  • Otra ventaja es que estas verduras están disponibles durante todo el año. Puedes encontrarlas en nuestros supermercados Alimerka, envasadas y listas para consumir, conservando todos sus beneficios.

¿Mejor crudos o cocinados?

Los canónigos son una verdura muy sensible por lo que siempre que sea posible, es mejor consumirlo en su forma cruda y añadirlos siempre después del aliño, ya que el limón o vinagre, pueden deteriorarlo y hacer que pierda su textura.

Si necesitamos someterlos a calor, es mejor que sea por el menor tiempo posible para que mantengan todos sus beneficios nutricionales.

Mucho más que en ensaladas.

Los canónigos ofrecen muchas alternativas en la cocina y no solo para formar parte de primeros platos:

  • En ensaladas, resultan una opción muy digestiva, como sustituto a otras verduras, y además nutritiva.
  • Puede emplearse como guarnición tanto de platos de carne o de pescado.
  • En pizzas vegetales, con especias y un poquito de queso.
  • Para realizar deliciosos smoothies o batidos verdes, junto con frutas como piña, mango o plátano. ¡Buenísimos!
  • Incluso en postres salados. Una idea original y muy colorida.

Ya no tienes excusa para no emplearlos en todos tus platos, de sabor suave y textura agradable, son digestivos y muy nutritivos.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)