< volver

Castañas, el fruto seco estrella del otoño.

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 4 de noviembre de 2015

Castañas.


Considerado como un fruto seco, por su composición, en realidad la castaña se asemeja más a los cereales por su bajo contenido en grasas y su alto aporte de hidratos de carbono complejos. Son el fruto seco estrella del otoño y raro es encontrar a quien no le gusten. Su consumo habitual es cociéndolas, asándolas o crudas, pero poseen muchos más usos culinarios. Si quieres saber qué más puedes hacer con ellas y conocer algunos de los beneficios de su consumo, en la Cocina de Alimerka te lo contamos. 

Un fruto seco con muchas propiedades para la salud

  • Es rico en hidratos de carbono complejos. Mayoritariamente almidón y fibra convierte a la castaña en un alimento muy saludable. Su contenido en fibra le confiere cierto efecto laxante y un alto poder de saciedad. ¡Si necesitas un aperitivo saciante, apuesta por las castañas!
  • Posee un alto contenido de agua. A diferencia del resto de frutos secos, las castañas poseen mayor cantidad de agua y menos grasa, lo que hace que sean el fruto seco de menor aporte calórico. Para que te hagas una idea, 100 g de frutos secos poseen aproximadamente 550 Kcal mientras que la misma cantidad de castañas, aportan unas 200 Kcal.
  • Con alto poder saciante. Para quienes tienen dificultad para saciarse o necesitan comer con cierta frecuencia, las castañas pueden resultar de mucha utilidad. Su contenido en fibras, concretamente fibras solubles, hace que sus hidratos de carbono se absorban lentamente liberándose a la sangre de manera constante, aportando energía durante más tiempo y resulte altamente saciantes. ¡Ideal para jóvenes, ancianos y deportistas!
  • Para un adecuado funcionamiento del sistema nervioso. Las castañas poseen vitaminas del grupo B, que combaten la inestabilidad mental como la ansiedad o el nerviosismo, además son beneficiosas para momentos que exigen un alto rendimiento intelectual.


Con múltiples formas de consumirlas

Su mayor consumo se realiza asándolas, al horno o simplemente crudas, previamente peladas. Si las consumes crudas, deja transcurrir unos 7-10 días antes de comerlas y quítales la piel, de este modo mejorarás su digestión. Pero la castaña, posee múltiples utilidades en la cocina. ¡Nosotros te contamos algunas de ellas!

  • En primeros y segundos platos: Aptas para elaborar cremas, purés o incluso pote. También puedes emplearlas para acompañar carnes y pescados. ¡Les dará un sabor espectacular!
  • En salsa: Nada mejor que una deliciosa y nutritiva salsa de castañas para acompañar tus platos preferidos de pasta, carne o arroz.
  • Como postre. Nada mejor para endulzarse el otoño que hacerlo con unas sanas castañas. ¡toma nota de estas ideas! Puedes hacer una crema con ellas y mezclarlas con yogur, asarlas y agregarles crema inglesa o simplemente, tomártelas en almíbar. ¿Cuál te gusta más?

Búscala en nuestros supermercados, y ¡cuéntanos cuál es tu manera preferida de consumirla!
 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)