< volver

Castañas, un fruto seco diferente y saludable

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 30 de noviembre de 2018

Alimerka

 

¡El otoño es época de castañas! Y aunque son un alimento cuyas propiedades nutricionales lo hacen muy interesante en nuestra dieta, en no pocas ocasiones, pasan desapercibidas, y quedan relegadas a un segundo plano por su diferencia en cuanto a sus propiedades nutricionales respecto al resto de frutos secos.  Pero, ¿sabes qué nutrientes aporta? ¿Por qué se consideran muy diferentes al resto de frutos secos? O que, una vez recogidas, ¿es mejor dejarlas reposar unos siete días antes de comerlas? De ellas te hablamos hoy en la Cocina de Alimerka y os contamos algunas de sus propiedades nutricionales más relevantes, alguna que otra curiosidad y las mejores recetas para sacarles todo el partido que se merecen. 

 

La Castaña, un fruto seco diferente

La oveja negra de los frutos secos tiene forma de castaña. Infravalorada en muchas ocasiones por su diferente valor nutricional respecto al resto de frutos secos, la castaña es un fruto seco cuyo consumo, al igual que el resto de frutos secos, resulta muy interesante en la dieta. ¿Los beneficios de consumirlas? Son bajas en grasas, aportan gran cantidad de carbohidratos de lenta asimilación, son fuente de fibra y aportan minerales interesantes como el potasio y el fósforo. Y además, si la consumimos cruda y con piel, es rica en taninos. Unos compuestos con acción antioxidante que promueven el bienestar de nuestras células y la prevención de ciertas enfermedades. Y por si fuera poco, además, son libres de gluten y por tanto, aptas para las personas celíacas.  

 

Recetas para sacar el máximo partido a las castañas

Si eres un apasionado de las castañas y pensabas su consumo no te aportaba gran cosa, te animamos a recuperar la buena costumbre y consumirlas mientras dure la temporada. Y es que con ellas podemos conseguir desde platos principales completos y contundentes, hasta postres excepcionales. ¡Ahí van nuestras propuestas!

 

¿Y sabías que…?

Si recoges tu mismo las castañas, es preferible que las dejes reposar al menos una semana antes de consumirlas para reducir su aporte en taninos y permitir la transformación de parte de sus hidratos de carbono a azúcares.

Son uno de los frutos secos que más saciedad genera y pueden ser una buena alternativa para prolongar la sensación de hambre y ayudar a controlar el peso.

Fueron una importante fuente de alimentación durante las guerras o hambrunas acontecidas durante la Edad Media y con su harina se hacía una especie de pan, denominado “pan de los pobres” y en la actualidad, su harina es muy empleada por las personas celiacas como sustito a las harinas convencionales.

Así que si todavía no las has probado, te animamos a hacerlo y que nos cuentes cuál es tu forma preferida de comerlas. Asadas, cocidas, en almíbar… ¡déjanoslo en comentarios!

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)