< volver

Celiacos ¿más propensos a la falta de vitaminas y minerales?

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 8 de julio de 2016


La celiaquía bien controlada a través de la dieta, es la mejor forma de reducir la posibilidad de sufrir déficits nutricionales. Aún así, en algunos casos, es posible que estos se produzcan, siendo los más frecuentes el déficit de vitamina D, calcio, hierro o ácido fólico. Conocer en qué alimentos puedes encontrar estos nutrientes, será la clave para garantizar su aporte adecuado. Así que si quieres saber de qué alimentos se trata, acompáñanos en La Cocina de Alimerka y te lo contamos.


Vitamina D, esencial no solo para nuestros huesos


Y es que la vitamina D se asocia a la salud ósea, pero también a la salud cardiovascular y cognitiva. Por lo que su aporte es esencial, pero ¿sabes qué alimentos son ricos en esta vitamina? ¡Toma nota! El pescado azul, las conservas de pescado como sardinas o atún, la leche rica en vitamina D, queso, huevos o cereales sin gluten enriquecidos son algunos de ellos. Inclúyelos diariamente y ¡aprovéchate de todos sus beneficios! Y si necesitas un menú rico en vitamina D, echa un vistazo a este enlace.

Verduras de hoja verde, ácido fólico y salud intestinal


El consumo frecuente de verduras de hoja verde ofrece muchos beneficios para nuestra salud intestinal, o al menos así lo indican algunos estudios. Su consumo se relaciona con una mayor protección de la flora intestinal, resultando muy interesante en el caso de los celiacos. ¿Y por qué te contamos esto? Pues porque las verduras de hoja verde, también son ricas en ácido fólico, con funciones como la protección cardiovascular o el adecuado desarrollo celular. Si quieres combatir el déficit de esta vitamina con beneficios para nuestro corazón y el adecuado crecimiento celular, consume alimentos vegetales de colores fuertes como lechuga, acelgas o berros. Y también en las legumbres.

Hierro, que no te falte


La falta de hierro puede ser uno de los indicadores de la enfermedad celiaca, aunque no siempre su razón de ser es esta. Una baja ingesta a través de la dieta, puede ser otro de los motivos de su déficit. Para evitarlo, incluye alimentos de origen animal como carne o pescado, y alimentos vegetales como legumbres, o las verduras.

Calcio, para mucho más que unos huesos fuertes

El calcio no solo es necesario para unos huesos y dientes sanos a lo largo de toda la vida, sino que también participa en otras actividades como la coagulación sanguínea y la actividad neuromuscular, entre otras. Este mineral además de encontrarse en leche y derivados, se encuentra en los alimentos de origen vegetal como legumbres, verduras y los frutos secos como almendras, avellanas o los pistachos. Así que ya lo sabes, toma un puñadito ¡a diario!
Y recuerda que siguiendo una dieta libre de gluten, sana y equilibrada, estar bien nutrido y evitar los déficits nutricionales, ¡es posible!

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)