< volver

Cenar temprano y riesgo de cáncer

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 7 de noviembre de 2018

Alimerka

 

¿La hora de nuestras comidas influye en nuestra salud? ¿Las personas que cenan tarde tienen más probabilidades de padecer ciertas enfermedades? Según una investigación realizada por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), en el que se ha estudiado la relación de los horarios de las comidas y el sueño, cenar tarde se asocia con el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer. ¿Los motivos? Te los contamos a continuación en La Cocina de Alimerka. 

 

Horarios de las comidas y su relación con ciertos tipos de cáncer

Cenar tarde o no esperar al menos dos horas antes de acostarnos, puede aumentar nuestras probabilidades de padecer cáncer de mama o de próstata. Al menos esto es que lo señala un estudio observacional llevado a cabo por investigadores del Instituto Global de la Salud de Barcelona. Y es que según parece, estos dos cánceres son los que más relación tienen con los trabajos nocturnos y los cambios de ciclos circadianos. ¿El motivo? Aunque todavía es necesaria más investigación para confirmarlo, el estudio deja entrever que la hora de dormir afecta a nuestra capacidad de metabolizar la comida y también a nuestra salud.  

 

Alimentación y ritmos circadianos

¿Utiliza el cuerpo lo que come de la misma manera por la mañana, al medio día o por la noche? Según parece, no. Y es que diferentes estudios señalan que nuestro reloj interno se ajusta de acuerdo a las horas de luz-oscuridad y que éste se encuentra íntimamente relacionado con los procesos de la digestión, siendo más eficaces durante el día. ¿La razón? Las sustancias que genera nuestro organismo también tienen sus propios ciclos circadianos y unas funcionan mejor durante el día y otras, por la noche. Y en el caso de la alimentación, parece que comer con luz puede tener un efecto diferente y más positivo, que hacerlo por la noche.  Además, es importante de tener unos horarios de comidas y cumplirlos para que estos sean regulares.

 

Recuperar la merienda-cena 

Es posible que sea una costumbre que se ha perdido en el tiempo, pero hasta no hace mucho, la merienda-cena era un hábito que practicaban muchos españoles.  Ni demasiado ligera como una merienda, ni demasiado densa como una cena. La merienda- cena puede ser la opción perfecta para facilitar el proceso de la digestión y el descanso nocturno. ¿La mejor hora para realizarla? Parece que desde las 18.00 horas hasta máximo las 21.00 h. La opción perfecta para evitar cenar tarde y prevenir algunos de los efectos que hacerlo que puede tener para nuestro organismo. 

 

¿Necesitas ideas de meriendas-cenas fáciles y saludables?

Te damos algunas opciones: ¿qué te parece esta frittata de verduras? ¿Un tartar de salmón? O ¿este milhojas de patata, aguacate y salmón? Sin duda recetas fáciles y rápidas, para que no se te eche el tiempo encima.

Y tú, ¿eres de los que prefieren cenar temprano o más bien, lo dejas para última hora?

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)