< volver

Comer mal acorta la vida

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 3 de mayo de 2019

Alimerka

 

Si queremos vivir muchos años y que éstos los podamos disfrutar con cierta calidad de vida, es necesario empezar a comer bien. Y es que, la alimentación insana no solo hace que enfermemos más, sino que además, hace que nuestra vida sea más corta según las conclusiones extraídas de un estudio que ha evaluado el impacto de una dieta inadecuada en 195 países desde el año 1990 hasta 2017. ¿Quiere saber más? Te lo contamos a continuación en La Cocina de Alimerka.

 

¿Qué hacemos mal en nuestra dieta?

Según el estudio publicado en la revista The Lancet, la mala alimentación mata a una de cada cinco personas en el mundo. Uno de los motivos parece ser una baja ingesta de cereales integrales, frutas y un alto consumo de sal, y es que la ingesta de alimentos procesados y refrescos azucarados está fuertemente ligada a la posibilidad de padecer más enfermedades crónicas y el riesgo de muerte prematura.

¿Qué podemos hacer para vivir más y mejor?

Tal y como señala el estudio, comer mal está detrás de muchas enfermedades e incluso muertes. Sin embargo, la clave para prevenirlas está en nuestra alimentación y la adopción de hábitos que nos permitan llevar una dieta lo más saludable posible. Pero, ¿en qué consiste comer mejor?

Diez gestos con los que conseguirás comer y vivir mejor

Para ayudarnos a resolver la difícil pregunta sobre qué es comer bien, la Agencia de Salud Pública de Cataluña acaba de presentar la guía: “Pequeños pasos para comer mejor” que te resumimos a continuación en diez gestos:

  1. Más frutas y verduras. Empieza el día desayunando fruta y luego tan solo tendrás que consumir otras dos piezas a lo largo del día. En el caso de las verduras, haz que todos tus platos lleven algo de ellas. Y si te cuesta llegar, haz un calendario y tacha las raciones que consumes diariamente, lo aconsejable es llegar a tres al día.
  2. Consume más legumbres.Son sanas, ricas y además su precio es de lo más asequible. Haz de ellas tu plato principal al menos 3 veces a la semana. Puedes hacerlo en días alternos para que no resulte monótono.
  3. Apuesta por los frutos secos. Son la mejor inversión para nuestra salud cardiovascular y la prevención de ciertos tipos de cáncer. Con tan solo un puñado al día, a largo plazo obtendrás todos sus beneficios. Consúmelos crudos y sin sal, y agrégalos a tus cereales del desayuno, tus ensaladas, o tritúralos para hacer un delicioso relleno de bocadillo.
  4. Para beber: agua. Es la mejor bebida para nuestro organismo y además es libre de azúcares y compuestos innecesarios.
  5. Incluye alimentos integrales. Optar por pan elaborado con harinas integrales, multicereales, o con semillas es una buena opción para conseguirlo.
  6. Aceite, mejor si es de oliva virgen. Su mayor presencia de antioxidantes y vitamina E hace de este líquido la mejor alternativa a la hora de cocinar.
  7. Vigila tu consumo de sal. Acostumbrarse a comer sin ella, o con muy poca cantidad, es solo cuestión de tiempo. ¿Necesitas algún que otro truco? Busca entre nuestros contenidos de nutrición. ¡Te damos muchos para conseguirlo!
  8. Reduce el consumo de azúcar. Vigila el número de bebidas azucaradas que tomas y revisa la cantidad de azúcar de los alimentos que compras. Cuánta menos azúcar añadida tengan, ¡mucho mejor! Recuerda que si en la lista de ingredientes éste figura entre los primeros, su aporte en azúcar será entonces muy elevado.
  9. Opta por alimentos frescos. Comer sano significa comer alimentos que, en la mayoría de los casos, exigen ser cocinados. Esta premisa es esencial para saber si nuestra dieta es saludable o se basa en alimentos ultraprocesados.
  10. Practica ejercicio diariamente. Al menos 30 minutos, y si tu trabajo es sedentario, practica las pausas activas levantándote dos minutos cada dos horas.

 

Y tú, ¿qué gestos llevas a cabo para sumar salud y años a tu vida? Poner en práctica alguno de estos puntos puede ser la clave para vivir más tiempo y más feliz.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)