< volver

Comer pescado, cuando los beneficios superan a los riesgos

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 8 de marzo de 2019

Alimerka

 

Merluza, mejillones, bonito, almejas… Comer pescado y marisco contribuye a tener una buena salud, sobre todo, cardiovascular. Entre sus beneficios nos encontramos con que ambos son una gran fuente de energía y proteínas, -de alta calidad-, y que contribuyen a la ingesta de algunos nutrientes esenciales para nuestro organismo, como el calcio o las vitaminas A y D. Sin embargo, el miedo a los riesgos que puede entrañar su consumo (por ejemplo, por la aparición de anisakis) hace que a veces no tomemos tantas raciones como son aconsejables, pero ¿qué hay de cierto en estos supuestos riesgos? Si nos acompañas, te sacamos de dudas.

Beneficios del consumo de pescado

Además de todas las ventajas cardiovasculares que supone su consumo, la Fundación Española del Corazón (FEC) confirma que el pescado tiene tantas proteínas como la carne y, además, algunos estudios han detectado una incidencia menor de diabetes entre las personas que lo consumen habitualmente.

También te sorprenderá saber que incluir pescado en tus comidas o cenas garantiza que tengas vitaminas que últimamente escasean entre la población española, como por ejemplo la D. El déficit de este nutriente, además de afectar a la salud de nuestros huesos, está relacionado con dolencias cardiovasculares, patologías intestinales, e incluso algunas enfermedades mentales como la depresión.

Por todo ello, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) recalca que el pescado no solo es un elemento clave dentro de la dieta mediterránea, sino que su consumo es seguro, por lo que nos invita a hacerle un hueco en nuestra alimentación varias veces a la semana. En La Cocina de Alimerka nos sumamos a esta llamada, ¡y te damos algunas recomendaciones para que así lo hagas! 

Consumir pescado de forma segura

Si algo tienen claro los organismos oficiales en materia de seguridad alimentaria y nutrición es que comer pescado, no solo es saludable, sino que también es seguro. Para ello, nos trasladan algunas consideraciones a tener en cuenta sobre el anisakis o los metales pesados:

  • Sobre los metales pesados. La AECOSAN indica que el consumo de ciertas especies de pescado tan solo debe limitarse en mujeres embarazadas, -o que pudieran estarlo-, madres lactantes, y niños de corta edad. Para el resto, la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) aconseja el consumo de entre tres o cuatro raciones de pescado de unos 125 o 150 g a la semana.
  • Sobre el anisakis. Este gusano ha vuelto a ser el foco en diferentes medios en las últimas semanas, sin embargo, si sabemos tratar el pescado de manera adecuada, no hay por qué alarmarse. Y es que, tanto si los vamos a cocinar como si lo vamos a consumir en crudo, solo es necesario tener presente la mejor forma de manipularlo para evitar cualquier riesgo, tal y como aconseja la AECOSAN.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)