< volver

Comer sin harinas ¡está de moda! Pero ¿es realmente útil?

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 9 de abril de 2018

Alimerka

 

Cada vez son más las personas que deciden abandonar el consumo de harinas con la intención de mejorar su alimentación, perder peso o reducir sus niveles de glucosa en sangre. Sin embargo, en ocasiones se confunde una dieta sin harinas refinadas con una dieta carente de hidratos o baja en carbohidratos, esta última de gran utilidad en las personas diabéticas. Es por ello que en La Cocina de Alimerka os hablamos de ambas formas de alimentación y si realmente ofrecen beneficios para la salud.

Dieta sin harinas ¿útil para diabéticos y no diabéticos?

Como te decíamos no es lo mismo hablar de harinas refinadas y de carbohidratos. Como tampoco lo es, hablar de su ingesta en personas diabéticas o en aquellas que no lo son. Y es que el caso de estas últimas, seguir una dieta controlada en hidratos de carbono es esencial para la buena marcha de la enfermedad. Sin embargo, en aquellas personas que no lo son, la restricción de carbohidratos resulta menos útil, sobre todo, si los que se consumen son de alta calidad e incluso, puede ser contraproducente.

Calidad de los carbohidratos: azúcares frente almidones y fibras

No todos los carbohidratos son iguales, ni las harinas tienen la misma composición, ni su efecto en el organismo es el mismo. Así las harinas integrales o de grano entero, son ricas en fibra, ácidos grasos insaturados y algunas vitaminas y minerales. De hecho, los cereales integrales y sus harinas, están aconsejados en personas diabéticas, y no diabéticas, y su uso, está ampliamente extendido en deportistas para garantizar un mayor rendimiento y la reposición tras el ejercicio. Así que como ves, es más una cuestión de calidad nutricional y no tanto de eliminarlos de nuestra dieta.

Dietas bajas en carbohidratos y pérdida de peso

Reducir el consumo de hidratos de carbono simples como harinas refinadas o alimentos ricos en azúcares añadidos y aumentar los carbohidratos complejos a base de cereales de grano entero y legumbres, ofrece múltiples beneficios para la salud y también en la pérdida de peso. Porque generan un mayor grado de saciedad, son de gran utilidad para combatir el hambre y combaten las ganas de picotear. Además con su consumo evitaremos sentirnos agotados aún a pesar de seguir una dieta para reducir el peso. Y si pensabas que una dieta baja en carbohidratos era mejor que una baja en grasa para perder peso, debemos decirte que ambas consiguen resultados similares. 

Nuestro consejo: seguir una dieta equilibrada, incluir alimentos de alta calidad nutricional y moverse siempre que sea posible. Será la mejor fórmula para encontrarnos bien, e incluso, conseguir perder peso si es necesario.

¿Y tú, has eliminado las harinas de tu dieta? ¿Conoces a alguien que lo haya hecho? ¡Cuéntanos su experiencia!

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)