< volver

¿Cómo adelgazar después de una época de excesos?

Por Laura Pire, 22 de enero de 2014

Adelgazar después de una época de excesos

Cuando nos empezamos a cuidar después de una época tan desordenada a nivel nutricional como es la Navidad, pasan cosas en nuestro organismo que es conveniente conocer. Esto nos va a motivar a seguir avanzando en el orden alimenticio e incluso es posible que nos apetezca empezar una actividad física que complemento todo este despliegue de rutinas saludables. Hay que aprovechar el tirón y este es el momento.

  • Sólo con volver a nuestros horarios de trabajo, comidas y sueño normales, el organismo empezará a deshinchar y adelgazar. Es normal. Por eso en muchas ocasiones es recomendable no empezar planes adelgazantes sin pasar por esta fase natural y ver lo que pasa.
  • Si reducimos las cantidades de ración de los platos habituales sin quitar ningún ingrediente, podremos conseguir una reducción del peso lenta y a la larga, pero muy segura y sin rebotes. Es una opción para pequeños ajustes, valida para personas con una vida muy organizada.
  • Si decidimos llenar nuestra vida de ensaladas, frutas y desnatados, conseguiremos una pérdida de peso casi instantánea pero que se estanca rápidamente y se recupera con mucha facilidad. No la recomiendo.
  • Hacer todas las comidas es fundamental. Lo de “No tuve hambre y no cené”, no sirve más que para hacer que recuperemos lo perdido en la primera comida o cena normal que hagamos.
  • Cuando hemos hecho excesos proteicos con carnes, pescados, mariscos y embutidos, es normal tener cierto grado de estreñimiento. Cuando éste se empieza a resolver, es señal de que el organismo ya ha empieza a rehidratarse eliminando las mayor parte de las toxinas. Si tarda en volver a la normalidad, ayúdate de semillas de lino. 2 cucharadas soperas tomadas con agua, dos veces al día. Limpia tu intestino de sustancias toxicas.
  • Si aún has empezado a organizarte a nivel alimenticio después de los excesos de las fiestas y decides empezar por el ejercicio, decídete por una actividad ligera que te haga sudar y activar la circulación como correr, caminar deprisa o el spinning a tu ritmo. Si inicias un plan de pesas con intención de adelgazar, no lograrás el efecto que buscas e incluso pueden bloquear el peso. Consulta con un experto sobre el ejercicio adecuado para ti.

Comentarios (1)

 

Por alexandra, 22 de enero de 2014

Muchas gracias Laura. Tengo una duda respecto al tercer punto: quiere decir que no abandonemos del todo el hidrato de carbono? yo apenas pruebo los lácteos, y las ensaladas y las frutas me encantan... saludos

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)