< volver

Cómo afecta la contaminación a los nutrientes presentes en los alimentos

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 17 de octubre de 2018

Alimerka

 

¿Sabías que la contaminación reduce los nutrientes presentes en los alimentos?  Y es que según un reciente estudio de la Universidad de Harvard, los cultivos que crecen en presencia de altas cantidades de dióxido de carbono presentan un peor contenido nutricional. Y según los expertos, a medida que este gas aumenta en nuestra atmósfera como consecuencia de la contaminación, indican que los alimentos irán presentando cada vez menor contenido de ciertos nutrientes. ¿Quieres saber más? Acompáñanos porque te lo contamos a continuación en La Cocina de Alimerka.

 

Déficit de proteínas, hierro y zinc en los alimentos debido a la contaminación

Según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Harvard la presencia y aumento de dióxido de carbono reducirá la cantidad de nutrientes de los alimentos de aquí al año 2050. En concreto, la cantidad de proteínas, hierro y zinc, presentes en alimentos vegetales como el trigo y el arroz. Además, indican que existen motivos para pensar que también se reducirá la presencia de otros nutrientes que no se han estudiado pero que podrían verse afectados. ¿Los que notarán más de cerca estos efectos? Aquellos países cuya alimentación se basa mayoritariamente en estos dos cereales y que no tienen posibilidades de completar la dieta con alimentos de origen animal como la carne. ¿El resultado? Mayores tasas de desnutrición proteica, más anemia y más enfermedades de tipo infeccioso por una baja ingesta de zinc.

Y aunque en el primer mundo esto pueda parecer que no nos afecta, la realidad es que los alimentos vegetales están dejando de ser tan ricos en ciertos nutrientes debido a la contaminación general a nivel mundial.

 

¿Podemos hacer algo?

La contaminación del suelo es algo que nos afecta a todos y es que disponer de suelos sanos es clave para la salud y la seguridad alimentaria. Así es que debemos ser conscientes que somos parte implicada en su protección y conservación. Y podemos poner nuestro granito de arena. Algunos sencillos gestos pasan por: elegir alimentos sostenibles, aumentar la ingesta de alimentos vegetales, reciclar de manera adecuada los residuos, evitar el desperdicio alimentario en el hogar y fuera de él (pedir las sobras para llevar), optar por los alimentos de temporada o aumentar el consumo de alimentos frescos para evitar el uso excesivo de plástico. ¿Ya los llevas a cabo?

 

Consumo de alimentos ecológicos

Todavía son muchas las personas que desconocen qué son los alimentos ecológicos o el papel positivo de consumo sobre el medio ambiente y la sostenibilidad. Sin embargo, apoyar su consumo significa cuidar de nuestro suelo. De hecho los alimentos de cultivo ecológico cumplen las siguientes características: mejoran el suelo, conllevan el uso racional de recursos, promueven el bienestar animal y buscan el trabajo digno y persiguen una cadena de valor justa. Así es que diversificar la cesta de la compra, incluyendo una parte de alimentos ecológicos, como frutas, verduras o huevos, ayuda a apoyar este tipo de producción y los beneficios que ello conlleva para la salud del medio ambiente. 

 

Y es que para conseguir producir alimentos saludables y nutritivos, es necesario hacerlo a partir de suelos sanos, ¿no crees?

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)