< volver

Cómo utilizar los alimentos precocinados (parte II): legumbres y verduras en latas y envases de cristal

Por Laura Pire, 9 de diciembre de 2011

Como utilizar los alimentos precocinadosMuchas personas creen que los alimentos cocidos y envasados son algo a evitar porque tienen aditivos ideados para anteponer el aspecto y la conservación del producto a la salud de los seres humanos. Pues no. Gracias a la legislación alimentaria y al nivel de educación nutricional que tenemos, nos hemos hecho más exigentes y las marcas comerciales se esmeran mucho en sacar al mercado productos muy bien tratados. Por esto, los alimentos cocidos y envasados son perfectamente válidos para el consumo habitual y ayudan a tener una dieta equilibrada.

Un consejo: siempre es mejor usar botes que hacer una comida desequilibrada porque tengamos prisa o no nos haya dado tiempo a ir a la compra. Solamente debemos conocer algunos puntos importantes a la hora de escoger y preparar estos productos.

1 – Escogemos productos de primera calidad. Las marcas blancas son una buena elección siempre que la etiqueta indique que es de primera.

2 – En el caso de las verduras, los botes de cristal mantienen mejor el sabor que las latas. Estas últimas acidifican un poco más el alimento y en caso de verduras como la alcachofa, hacen que gusten menos. Muchas personas descartan esta verdura por haberla probado una sola vez y en lata. Hay que darles una oportunidad en bote de cristal y se nota la diferencia. La dulzura del sabor, la textura más suave…

3 – Es muy importante lavar muy bien el alimento, con un escurridor y con el chorro de agua un buen rato, hasta que esta salga bien limpia y sin espuma. Esto es fundamental en el caso de las legumbres cocidas ya que su líquido conservante tarda un par de minutos en eliminarse.

4 – También es importante cocinar el alimento un poco más. Es decir, en el caso de una verdura salteada con jamón, bajar el fuego al mínimo y dejarla unos minutos para que se guise. Las legumbres se pueden incluso cocer un buen rato sin que se rompan, después de lavarlas bien para que quede bien cocinado su acompañamiento de verdura, de embutido, etc.

Una vez limpio el producto, podemos saltearlo, cocerlo con otros alimentos, añadirlo sin más a ensaladas o como guarnición fría, etc. Cada uno a su gusto.

Actualmente algunas legumbres vienen acompañadas de una ración equivalente de verdura. Esto es muy práctico para una emergencia, o para alguien que vive solo o le guste poco cocinar. Estos preparados, lavándolos muy bien, se pueden cocer un poco más con un sofrito y un caldo, para conseguir un plato de cuchara muy respetable.

Algunos/as dirán… “Es mucho mejor hacerlo en casa todo natural…” Claro que sí. Esto no es apología de la conserva, pero la realidad nos muestra la evidencia: hay que aprender a manejar todos los productos que están a nuestra disposición, para que todo el mundo pueda prepararse la comida y estar bien alimentado.

Comentarios (2)

 

Por Sofía, 14 de diciembre de 2011

Yo soy muy aficionada veduras y legumbres precocinadas, pero no tenía ni idea de que tenía que lavarlas,las verduras al menos las escurría, pero las lentejas las solía cocinar CON el líquido que traen...ya no lo haré más!!! Gracias Laura

 

Por natalia, 21 de diciembre de 2014

Las lentejas y legumbres en lata tipo "el litoral" hay que escurrirlas?? O_O

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)