< volver

Confinado no significa descuidado ¡Recarga tus depósitos de vitamina D!

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 15 de abril de 2020

 

No salir de casa es nuestra forma de ser responsables y solidarios con nuestros seres queridos y los demás. Y ya se ha convertido en una rutina. Sin embargo, pasar tiempo en casa, no significa descuidar nuestra salud. ¡Es hora de prestar atención a nuestra vitamina D! Y si eres de los que piensa que por no tener terraza o jardín está todo perdido, nada más lejos de la realidad. Aprovechar los días de sol para hacer un descanso y salir a la ventana o incluir alimentos ricos en vitamina D en la dieta te ayudará a recargar tus depósitos de este nutriente durante la cuarentena. 

Expón cara y brazos al sol durante 5-15 minutos

  • Si tienes terraza: aprovecha los días soleados y disfruta de un libro.
  • Si no tienes terraza, sal a la ventana y respira hondo.

La luz es esencial para la utilización de la vitamina D por parte de nuestro cuerpo, aún así todo, algunos alimentos pueden ayudarte a suplir la carencia de los rayos del sol en tu cuerpo.

Alimentos para recargar vitamina D

Sabías que la vitamina D tiene un papel relevante en la modulación del sistema inmune y niveles adecuados de esta vitamina ayudan a fortalecer la respuesta frente a infecciones. Así es que no lo dudes y siempre que te sea posible incluye en tu dieta algunos de los siguientes alimentos ricos en vitamina D:

Pescados grasos: caballa, atún, sardinas, anchoas, etc. Consúmelos al menos dos veces a la semana y varía entre los diferentes tipos de pescado. Ahí van algunas recetas para poner en práctica:

  • Ensalada de aguacate, atún y nueces
  • Pokebowl de sardinillas
  • Tabulé de cuscús con caballa en conserva

Huevos. Una ración de huevo llega a cubrir el 21 % de las recomendaciones de vitamina D diarias. Además, al contrario de lo que se pensaba hasta no hace mucho, podemos comernos un huevo al día sin ningún problema, siempre y cuando, no existan contraindicaciones y elijas formas de prepararlo con poca grasa. ¡Y aún hay más!, pues el huevo admite múltiples formas de cocinarlo y ¡todas son una estupenda forma de tomar vitamina D! En tortilla, revuelto o con verduras. ¡Cuéntanos cuál es tu preferida!

Hígado de ternera. Este alimento parece haber caído en el olvido, sin embargo, no hay que dejar pasar por alto que es un suplemento nutricional natural de lo más interesante. Y fuente de vitamina D por excelencia. Así es que no lo dudes e inclúyelo en tu dieta al menos una vez cada quince días.

Leche, yogures, y mantequilla. Estos alimentos están enriquecidos con vitamina D y por su contenido en calcio, resultan muy interesantes para la salud ósea. Además, en el caso del yogur, parece que su consumo se relaciona no solo con beneficios cardiovasculares, sino también intestinales. ¡Te contamos más en este enlace!

Porque confinado no significa descuidado. Ahora más que nunca es buen momento para cuidar nuestra salud.
 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)