< volver

Consejos para reutilizar el aceite de forma segura

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 30 de marzo de 2018

Alimerka

 

¿Utilizas el aceite para freír en más de una ocasión? Si lo haces, debes tener en cuenta algunos consejos para que hacerlo sea seguro. Así sabrás hasta cuando puedes emplearlo y cuándo es mejor deshacerte de él. Y es que reutilizar el aceite como método para rentabilizar su uso, puede conllevar algún que otro riesgo si no se hace de manera adecuada. En La Cocina de Alimerka te contamos cómo puedes hacerlo de manera adecuada y sin riesgos. Porque en lo que a alimentación se refiere, es mejor no correr riesgos ¿no crees?

Reutilizar aceite de oliva de manera segura

  • Emplea un aceite con un punto de humo alto y alta presencia de ácidos grasos monoinsaturados, media de saturados y baja de grasas poliinsaturadas. Un buen ejemplo es el aceite de oliva, que además de su adecuado equilibrio entre sus ácidos grasos, es rico en vitamina E, que actúa como estabilizador y hace que el aceite se degrade más lentamente que otros aceites como el de girasol. Y si te has acostumbrado a usar aceite de girasol, entonces opta por el aceite de girasol alto oleico.
  • Evita que humee. De lo contrario estarás generando compuestos no deseados que se adherirán a los alimentos la próxima vez que lo utilices y, al calentarlo de nuevo, el aceite se degradará más aún.
  • No mezcles aceite usado con aceite nuevo. Hacerlo resta estabilidad a la mezcla frente al calor.
  • Vigila la temperatura a la que cocinar los alimentos. Si vas a freír no sobrepases los 180 grados y evita hacerlo en grandes cantidades. Es mejor freír los alimentos en tandas y evitar que el aceite humee mientras freímos los alimentos.
  • Filtra el aceite antes de guardarlo para evitar residuos. De lo contrario, la degradación del aceite la próxima vez que lo calientes, será mayor.
  • Para una mayor estabilidad, mantén el aceite en un recipiente cerrado y alejado de la luz y el calor.
  • No lo emplees más de dos o tres veces y si notas que se oscurece o se vuelve demasiado denso, ¡mejor deséchalo!
  • Y a la hora de deshacerte del aceite, ¡no lo tires al desagüe! Introdúcelo en una botella usada y deposítalo en los puntos limpios habilitados para el reciclado de este tipo de aceites. ¿No tienes ninguno a mano? Pregunta en tu supermercado Alimerka. Porque contamos con contenedores naranjas habilitados para el reciclaje de aceite de uso doméstico. ¡Pregúntanos por ellos si aún no los conoces!

Y, recuerda, si vas a reutilizar el aceite, elige un aceite apto para ello, evita las altas temperaturas y deshazte de él siempre de manera segura para el medio ambiente. 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)