< volver

¿Consumen tus hijos suficiente yodo?

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 4 de abril de 2018

Alimerka

 

¿Sabías que el yodo es necesario para el adecuado desarrollo cerebral de los bebés y niños? O que prevenir su déficit, ¿es tan sencillo como usar sal yodada o comer pescado? Porque garantizar el yodo necesario diariamente a través de los alimentos es fácil si sabemos cuáles debemos elegir porque su presencia, en la mayor parte de los alimentos, es más bien baja. Así que para que este mineral no te falte ni a ti ni a los tuyos, en La Cocina de Alimerka te hablamos de la importancia de su consumo en niños y cómo garantizarlo a través de la dieta. Si te interesa, no nos quites ojo. Te lo contamos a continuación.

Importancia del yodo en los más pequeños

El yodo es esencial para la formación de hormonas tiroideas y el adecuado funcionamiento de la glándula tiroides. Además, interviene en el adecuado crecimiento y desarrollo cerebral y nervioso, motivo por el que se suplementa en mujeres embarazadas y en etapa de lactancia como medida para prevenir su déficit. El problema surge cuando el bebé abandona la lactancia y comienza a comer alimentos sólidos. Pero siguiendo unas sencillas pautas, ¡es fácil conseguirlo!

Ingesta adecuada de yodo en las primeras etapas de la vida

Las recomendaciones de yodo para niños se encuentran en torno a los 90-120 µg diarios. Y para cubrirlas, los expertos aconsejan una cucharadita de sal yodada diaria. ¡Así de sencillo! Y lo mejor es que no solo puedes encontrar yodo en la sal yodada, sino que otros alimentos como pescados, moluscos, mariscos o leche, también presentan un alto aporte de yodo. De hecho, se aconseja un consumo de 2-3 raciones semanales de pescados o derivados para garantizar un adecuada ingesta de este mineral. Así que como ves, evitar su déficit es algo de lo más sencillo. Tan solo debes incluir estos alimentos en tus menús para enriquecerlos. 

Enriquece tus menús con alimentos ricos en yodo

Como te decíamos, además de la sal yodada, puedes encontrar yodo en otros alimentos como pescados, mariscos o derivados, leche o huevos. Así que no lo dudes e incorpóralos a tus menús. ¿Necesitas alguna que otra idea? ¡Echa un vistazo!

Risotto de quinoa y salmón

Tallarines salteados con calamares y mejillones

Alcachofas guisadas con almejas

Flan de arroz con leche

Vasitos de yogur, copos de maíz y manzana

Y tú, ¿vigilas el aporte adecuado de yodo? 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)