< volver

Cuando tomamos un combinado, ¿qué estamos bebiendo?

Por Laura Pire, 18 de junio de 2013

Hace unos pocos post os escribí un texto dedicado a conocer las bebidas alcohólicas producidas por fermentación. La idea es conocer la composición de lo que tomamos cuando salimos a tomar algo o tenemos una fiesta. El listado propuesto se basaba exclusivamente en bebidas fermentadas, pero nos quedaron en el tintero las bebidas más fuertes, las que se usan para los combinados, los chupitos y los cócteles, que están tan de moda.
 
Bebidas destiladas: son el resultado de someter a un proceso de destilación, una bebida previamente fermentada y rica en alcohol. Mediante este proceso, se consigue separar el alcohol del resto de la bebida y luego, se recondensa en un líquido de mayor fuerza alcohólica. Esta magia sucede porque el alcohol se evapora a unos 78ºC y el agua a los 100ºC.
 
A nivel nutricional tenemos que dar una mala noticia. Aparte del alcohol que contienen, estas bebidas no aportan nada más al organismo. Si acaso, podemos contabilizar las pocas trazas de minerales y vitaminas que pudiera contener la bebida de origen antes de su destilado.

 

  • Whisky: se obtiene a partir de destilados de bebidas de malta. Contiene un miligramo de calcio, un miligramo de magnesio y 2,80 mg de potasio. Estos valores, al igual que en el su minima cantidad.
  •  

  • Ginebra: para hacer Gin tonics, se extrae del zumo de las bayas de enebro del árbol llamado Junípero. La tónica es muy útil como astringente y antiséptico entre otras cualidades. Esta mezcla tan exitosa se descubrió luchando contra la malaria en Africa, porque la quinina es un tratamiento preventivo para la picadura del mosquito que provoca esta enfermedad.
  •  

  • Ron: se elabora a partir de fermentados de azúcar de caña. Contiene unos 2 mg de potasio, 1 mg de sodio y minima cantidad de vitamina B1, pero no tienen realmente interés como para decir que es una bebida nutritiva, en absoluto.
  •  

  • Brandy: se obtiene destilando vino. Al brandy se le llama vino quemado por el proceso al que se somete para conseguir este producto tan característico.
  •  

  • Tequila: Se elabora por la destilación de una bebida fermentada a partir del zumo de agave, que es un tipo de cactus de Centroamérica. Aporta entre 37 y 50g de alcohol por cada 100g de tequila. Una bomba.
  •  
    Para conseguir que un combinado o un cóctel tenga algo que ofrecer a nivel nutricional, debemos decantarnos por la mezclas con frutas y verduras frescas, como kiwi asturiano, ya que estamos, fresas, tomates, mango, melocotón, manzana, etc., todos ellos en forma de zumo, y si contienen cierta cantidad de su propia pulpa, pues muchísimo mejor.

    Comentarios (0)

     

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)