< volver

Cuida de tu corazón en verano

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 12 de agosto de 2016

Cuida de tu corazón en verano


El calor, una mayor ingesta de alcohol o la disminución de la actividad física, puede hacer que tu corazón deba esforzarse más en verano. Y es que este órgano se adapta a las diferentes situaciones metabólicas para seguir funcionando de manera adecuada, pero, ¿por qué hacerlo trabajar más, si podemos evitarlo? Controlar lo que comemos, mantenerse hidratado y estar activo, será fundamental. Te contamos más en nuestra Cocina de Alimerka, así que si quieres saber más acompáñanos para descubrirlo.

Si comes fuera de casa, elige productos de temporada. La época estival es el mejor momento para las comidas fuera de casa, pero no te dejes llevar y prefiere platos ligeros y saludables. ¿No sabes qué elegir? Algunos ejemplos saludables para tu corazón son las verduras asadas, salteadas o las sopas frías, como el gazpacho, aunque puedes elegir entre una infinidad de sopas frías. De segundo, prefiere los pescados blancos o azules, como el bonito que están en plena temporada y de postre prefiere las frutas y reserva los dulces para momentos puntuales. Optar por productos locales y de temporada será la mejor forma de aportar nutrientes a tu organismo y disfrutar de todo el sabor de estos alimentos.

Evita el consumo excesivo de grasas y dulces. Los alimentos ricos en grasas y azúcares, aportan pocos nutrientes a nuestro organismo y gran cantidad de calorías, difíciles de quemar. Esto puede traducirse en un aumento de peso al final de verano y mayores niveles de los lípidos sanguíneos como colesterol o los triglicéridos, nada aconsejables para una adecuada salud cardiovascular. Si quieres evitarlo, este verano prefiere alimentos ligeros, con grasas de buena calidad y reduce la ingesta de alimentos dulces ricos en azúcares.

Cuidado con la ingesta de alcohol. El calor del verano hace que nos apetezcan bebidas refrescantes y en no pocas ocasiones, entre sus ingredientes podemos encontrar el alcohol. Cerveza, el tinto de verano o la sangría, son algunas de ellas, pero es importante que controles la cantidad de alcohol que consumes, pues además de ingerir calorías líquidas extras, estarás dando un trabajo mayor a tu hígado y corazón. De hecho, en verano es habitual la aparición de lo que los cardiólogos denominan síndrome del corazón en verano. Este síndrome consiste en un aumento del ritmo cardiaco por un mayor consumo de alcohol al habitual, en personas sanas, jóvenes y sin antecedentes de arritmias. Así que la mejor forma de cuidar nuestra salud cardiovascular será tener presente el efecto del alcohol en nuestro corazón.

Mantente hidratado y evita el sedentarismo. El aumento de las temperaturas hace que nuestras necesidades hídricas sean mayores, pues se produce una mayor pérdida de agua corporal. Para contrarrestarlo, elige bebidas refrescantes y muy hidratantes como las que te proponemos a continuación: Bloody Mary sin alcohol, limonada Alimerka, Cóctel de frutas tropicales o este cóctel San Francisco y, por supuesto, siempre que te sea posible, ¡muévete!.

Toma nota de estos consejos y no te olvides de prestar la atención que tu corazón se merece, también en verano.
 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)