< volver

Delgado no equivale a saludable

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 8 de abril de 2019

Alimerka

 

¿Conoces a alguien que coma lo que coma, siempre está delgado mientras tú tienes que andarte con cuatro ojos para no coger peso? Puede que pienses que esto es injusto, pero una vez que acabes de leernos esperamos que hayas cambiado de opinión porque en La Cocina de Alimerka tenemos algo que contarte sobre las personas delgadas: no engordar en ocasiones genera una falsa sensación de bienestar, que a la larga puede traducirse en problemas de salud serios. Y es que algunas personas, comen mucho y nunca ganan kilos, por lo que se despreocupan de cuidar su dieta, cayendo en unos hábitos alimentarios malos que pueden traducirse en aumento de la tensión, colesterol e incluso diabetes tipo 2 (una enfermedad muy vinculada a las personas que padecen obesidad y en menor medida a las personas delgadas). ¿Quieres saber más?

¿El peso es un indicador de salud?

Que los kilos de más son un problema para la salud parece estar claro, pero, ¿y en el caso contrario? Pues también, y es que según una investigaciónllevada a cabo por el Centro de Investigación Biomédica en Red, CIBEROBN, aún estando delgado se pueden presentar enfermedades metabólicas. Y es que el peso no es un buen indicador de salud.

La grasa se esconde

Las personas delgadas aparentemente no presentan grasa en forma de michelines o abdomen prominente, pero esto no significa que no la acumulen. Según los expertos sí que su cuerpo la almacena, pero lo hace internamente. Como imaginarás, al no verse, esto puede resultar bastante peligroso si no se ataja a tiempo. De hecho, algunos estudios indican que las personas delgadas y sedentarias tienen el mismo riesgo de eventos cardiovasculares que las personas que padecen obesidad.

Más sedentarios

Vernos delgados nos hace relajarnos en cuanto a nuestro aspecto o incluso a abandonar la práctica deportiva, y es que la delgadez todavía se vincula erróneamente con estar sano. Esta percepción hace que este tipo de perfiles consideren que no tienen la necesidad de tomar medidas para cuidar su imagen, por lo que prescinden de hacer ejercicio habitualmente. Curiosamente, esta falsa idea contrasta con diversos estudios que señalan que es mejor para la salud cardiovascular tener sobrepeso y ser activo, que delgado y sedentario.

Dieta menos equilibrada

No todas las personas con un peso normal comen mal, pero no engordar supone poder comer más habitualmente alimentos poco nutritivos, muy calóricos, ricos en azúcares y grasas de baja calidad, además de sal. ¿El resultado? Una dieta de baja densidad nutricional y desequilibrada que a la larga puede producir problemas de salud. ¿La mejor fórmula para estar sano? No basar nuestra salud en nuestro aspecto, comer de manera saludable y practicar ejercicio de manera habitual, además de descansar lo necesario.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)