< volver

Dieta coreana, ¿una nueva forma de perder peso?

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 10 de octubre de 2018

Alimerka

 

El otoño es la época por excelencia de perder peso. Y es que tras el verano y sus excesos, son muchos los que se plantean recuperar el peso antes de entrar en las Navidades y seguir acumulando kilos de más. Una de las dietas que parece estar pisando fuerte es la dieta Coreana. Rica en alimentos vegetales, fermentados, alimentos picantes y cereales como el arroz, parece ser la fórmula elegida por algunos para conseguir perder peso, pero, ¿es la dieta coreana más eficaz que nuestra Dieta Mediterránea? ¿En necesario recurrir a este tipo de alimentación para perder peso? En La Cocina de Alimerka te hablamos de esta dieta y también te damos algunos consejos si lo que quieres es perder peso y mantenerlo a largo plazo.

 

Dieta Coreana vs Dieta Mediterránea, ¿cuál es mejor para perder peso?

Verduras, frutas, arroz, kimchi, soja, té verde, algas o pescados y mariscos son los alimentos más abundantes en la dieta coreana. Sin duda, una alimentación saludable a base de alimentos frescos y poco procesados.  Y toda una competidora frente a la Dieta Mediterránea. Y no es la única, porque la Dieta Nórdica parece estar irrumpiendo, junto con la Dieta Mediterránea, como una de las dietas más saludables, pero, ¿es necesario adoptar un patrón totalmente ajeno a nuestra cultura para perder peso y garantizar la salud? 

Según la OMS la Dieta Mediterránea, bien hecha, nada tiene que envidiar a otro tipo de dietas. Y es que sus beneficios para salud general y la cardiovascular en particular, parecen estar más que probados.  Y lo mismo, si lo que perseguimos es perder peso. Sin embargo, nuestro modelo de alimentación, cada vez se aleja más de este patrón alimentario. Y las nuevas dietas nos resultan más atractivas para cuidarnos y conseguir perder peso. ¿Será la novedad lo que nos impulsa a probar?

 

La Dieta Mediterránea y su combinación con otros modelos de dietas saludables

Tal y como indica la OMS, existen diferentes dietas, de diferentes culturas con amplios beneficios para la salud y que suponen recursos valiosos que pueden ser usados con fines novedosos y beneficiosos para la salud típicas de cada zona geográfica.

Así es que, ¿por qué no coger lo bueno de cada una de ellas y combinarlas? De hecho la Dieta Mediterránea tiene la capacidad de amoldarse a otros modelos de dieta, sin necesidad de perder la identidad geográfica y la cultura gastronómica. Así es que, es posible seguir este patrón e incluir alimentos y recetas propias de otras culturas, sobre la base del patrón de dieta Mediterránea. ¿Las ventajas de hacerlo? 

  • La DM promueve el consumo de alimentos locales y nacionales de temporada.
  • Mantiene la cultura gastronómica a través de platos típicos de cada zona.
  • Ayudas a que la tradición culinaria se transmita de generación en generación.
  • Ayuda a prevenir el sobrepeso, la obesidad, ciertas enfermedades metabólicas y ciertos tipos de cáncer.
  • Además, la DM admite la inclusión de nuevos alimentos típicos de otras culturas ajenas a la nuestra sin perder su identidad.

 

Y también, es una buena forma de mantener un peso adecuado y preservar la salud, porque la dieta Mediterránea también puede ayudarnos en la labor de perder peso de manera saludable. Y tú, ¿eres más de dieta coreana o prefieres la Mediterránea?

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)