< volver

El agua que hay que beber

Por Laura Pire, 2 de marzo de 2012

tener sedEl gran misterio. El agua que debemos beber en un día, en una semana, en una hora….

Sabemos que el agua forma parte de nuestra composición en un gran porcentaje pero también debemos saber, que forma parte de las estructura de muchos alimentos. Esto significa que si tenemos una alimentación variada, rica en frutas, verduras, zumos, etc., buena parte del agua que necesitamos, la estamos tomando sin darnos cuenta. Si analizamos un menú adecuado, incluyendo infusiones, café, zumos y demás líquidos obvios, llegamos al litro y medio sin pensarlo demasiado. Y todo esto, sin todavía haber tomado los 8 vasos de agua que proponemos los nutricionistas y los médicos.

La obsesión llega cuando vemos a familiares, amigos y compañeros, literalmente enganchados a una botella de dos litros a la que están todo el día dándole sorbos en plan competición. Llevo tres litros bebidos en esta mañana. Enhorabuena, chaval. Esta no es la idea de una hidratación sana.

Si tenemos sed y bebemos por necesidad, hacemos lo correcto. Si notamos que es una sed excesiva, convendría hacerse una prueba en sangre para conocer el estado de nuestra glucosa en ayunas. A veces, la sed excesiva es síntoma de algún trastorno en este sentido. Debemos descartarlo.

Si no solemos tener sed, que también es muy habitual, no debemos beber agua fría a lo tonto. Sienta fatal al estómago, produce bajones de energía súbitos, (un cansancio que aparece y desaparece sin más) y el exceso de diuresis, más conocida como ir a hacer pis muchas veces, puede no ser saludable para nuestros riñones.

Nos han dicho que 8 vasos de agua al día es la ración suficiente e ideal para mantener una correcta hidratación, entonces las personas que no tienen sed, deben aumentar en sus menús la presencia de caldos, sopas, infusiones, zumos y toda la artillería líquida y templadita que hace que nuestro estómago lo acepte de buen grado y nos hidrate.

Por ejemplo:

- El café del desayuno.

- Un zumo.

- Otro zumo en la media mañana.

- Un caldo en la comida de aperitivo.

- Una infusión de postre.

- Un cafetín en la merienda.

- Caldo o sopa en la cena.

- Infusión antes de acostarse.

Nos salen los 8 vasos de líquido que necesitamos y si además nos ayudamos en las comidas con un vasito de agua extra, hacemos unos 10 vasos que hacen un auténtico plan hidratante que debe dejarnos bien tranquilos sobre este tema tan mareado.

Seguramente habréis oído de los expertos que cuando ya ha aparecido la sed, es que ya estábamos deshidratados. Suena muy dramático. Estar deshidratado es algo muy serio porque implica que nos estamos cargando los mecanismos de termoregulación, los riñones, la tensión arterial…un lio. A mí me gusta pensar que el reflejo de la sed está para algo. Que nos pide lo que necesita y que debemos escucharlo. ¿Pasar de él y meternos 4 litros de agua entre pecho y espalda en pos de la salud? A mi no me parece un buen plan. Garantizar la hidratación con un método sencillo es mejor. Y por supuesto, no sentirnos culpables cuando sintamos la sed, como si hubiéramos descuidado nuestra salud. Era lo que nos faltaba. Estar bien nutrido es olvidarse del tema comida-bebida, si nos tenemos que acordar de adelantarnos a la sed en plan obsesivo, ¡vaya aprendizaje!

Comentarios (2)

 

Por mercedes, 2 de marzo de 2012

Hola Laura Una vez mas te felicito por tus consejos y tu sentido común que a todos nos tranquiliza.Muchas gracias por dejarnos tan claro y tan bien razonado ,y hasta con humor,las verdades sobre nuestra nutrición.un saludo

 

Por Sofía Pizarro, 2 de marzo de 2012

Hola Laura Hace tiempo escuché a Miguel Bosé en la televisión explicando lo contento que estaba ahora que lleva una dieta ayurvédica, su dietista, le había explicado que cuando sentía hambre muchas veces es que su cuerpo "se equivocaba" y en realidad tenía sed, así que se bebía un buen vaso de agua templada-casi caliente...hay algo de cierto en ésta recomendación?? Felicidades por tu trabajo

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)