< volver

Embarazo y sobrepeso: cómo prevenir la diabetes gestacional

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 3 de junio de 2019

Alimerka

 

Tener hijos conlleva siempre un aumento de peso. Esto no debería suponer ningún problema para la madre ni para el feto, pero si tenemos en cuenta las altas tasas de obesidad que sufrimos los españoles, y que la edad de tener hijos cada vez se retrasa más en el país, tenemos la combinación perfecta para que la diabetes gestacional haga su aparición durante el embarazo. En los últimos tiempos, esta dolencia se está disparando entre las madres gestantes, por lo que hoy te vamos a dar algunas claves para que puedas alejarte de ella si tienes sobrepeso y estás pensando en tener un bebé. 

¿Qué es la “programación fetal”?

Según la Sociedad para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), las mujeres que deseen quedarse embarazadas y sufran sobrepeso y/o obesidad deberían tomar ciertas precauciones, porque ganar mucho peso durante la gestación pone en riesgo la salud de la madre y la del bebé, ya que la posibilidad de sufrir complicaciones durante el parto aumenta considerablemente. ¿Cómo se puede remediar ésto? Lo primero: evalúa tu peso, ¿tu índice de Masa Corporal (IMC) está entre 18.5 y 25? Si es así, no hay inconveniente. Sin embargo, si tu IMC es de más de 30 o está entre 25 y 30, es mejor que consultes con tu especialista por si necesitas adoptar alguna medida de reducción o control del peso. Ten en cuenta que el entorno metabólico determinará la futura salud del bebé: es la llamada “programación fetal”, que consiste en cambios metabólicos del feto durante la gestación y tras el parto, que inducen una mayor susceptibilidad en el desarrollo de enfermedades crómicas en la edad adulta.

Regula tu peso con una dieta saludable

La alimentación antes, durante y después del embarazo es muy importante tanto para la salud de la madre como del bebé, por lo que cuidar tu dieta será muy importante tanto si ya estás embarazada, como si todavía no:

  • Consume suficientes frutas y verduras. Son la mejor forma de obtener gran cantidad de vitaminas y minerales. Algunas de ellas conviene aumentarlas durante la etapa del embarazo: ácido fólico, hierro o yodo, entre otros.
  • Acuérdate de los cereales integrales, las legumbres, las semillas y los frutos secos. Además de grasas y proteínas de alta calidad, son fuente de omega-3 de origen vegetal y tienen un alto contenido en fibra que ayudan a combatir el estreñimiento durante algunas etapas del embarazo.
  • Leche y derivados. Fuente de vitaminas A y D, esenciales durante el embarazo, estos alimentos son una forma sencilla de obtenerlos. Además también aportan vitaminas del grupo B. 
  • Carnes, pescado y huevos. Son muy buenas fuente de proteínas, sin embargo es necesario variar su consumo lo máximo posible y, en el caso de los pescados, tener en cuenta estas recomendaciones de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN).

Si estás pensando en quedarte embarazada, te aconsejamos que acudas a tu médico de cabecera en primer lugar. Nadie mejor que este profesional para que indicarte los pasos que tienes que seguir para que el proceso transcurra de la mejor manera posible, evitando enfermedades.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)