< volver

Enseñar a comer bien a tus hijos, la mejor medicina para su salud.

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 6 de julio de 2016


¿No pruebas las verduras pero obligas a tus hijos a que se la acaben? ¿Les animas a que hagan ejercicio y mientras tú, te quedas en casa? Para fomentar hábitos saludables en nuestros hijos, la forma más eficaz de conseguirlo, es predicar con el ejemplo y hacerlo de manera natural. Así serás un buen modelo a seguir y estarás garantizando la salud futura de tus hijos. Así que si quieres conocer algunas pautas para conseguirlo, quédate y te las contamos en la Cocina de Alimerka.


Comer frutas y verduras

Este suele ser uno de los principales problemas de jóvenes y mayores. Debemos tener claro que si nosotros no las comemos, nuestros hijos tampoco lo harán. Así que la mejor forma de tomar fruta en casa, es dejarla en zonas visibles y variar entrelas diferentes frutas de cada estación. De este modo será más fácil consumirlas y nuestros hijos aprenderán la importancia de su consumo dentro de una dieta equilibrada. En el caso de las verduras, estas deben estar presentes en cada comida. Así que ya lo sabes, ¡consume frutas y verduras diariamente!

La hora de la comida, un momento para disfrutar

Sentarse a comer en familia y disfrutar de la compañía, es la mejor forma de educar en hábitos alimentarios saludables. Si tus hijos te ven tomar alimentos como verduras, legumbres o pescados, entenderán la necesidad de incluir estos alimentos de la alimentación habitual y acabarán formando parte de su dieta. Obligar a los niños a comer, castigarlos o hacer de la hora de la comida, un momento de tensiones y disputas, hará que tus hijos busquen otros referentes y otros sitios para comer, tal vez menos aconsejables.

Evita las distracciones

La mejor forma de disfrutar de la comida, es hacerlo sin distracciones. Evita comer con el teléfono delante o la televisión encendida. Te mantendrá distraído de lo que verdaderamente importa. ¡Aprovecha este momento para conversar e interesarte por su día a día!

Fomenta la colaboración en la cocina y a la hora derealizar la compra

Cuenta con tus hijos a la hora de elaborar los menús semanales, implícalos en la elaboración de la lista de la compra y en el supermercado, permíteles decidir, dentro de ciertos límites. Puedes pregúntales qué frutas o verduras prefieren, así se sentirán parte implicada en las decisiones alimentarias del hogar. Y si además les dejas cocinar o que te ayuden con la elaboración de los platos, sentirán mayor preferencia por comer lo que ellos mismos han hecho y entenderán la necesidad de cocinar como base de una alimentación saludable.

Destierra el sedentarismo

Muévete y hazlo en familia. Jugar al futbol, ir a la piscina o simplemente una tarde en familia al airelibre paseando, es una forma de conectar con tu familia y disfrutar. Además les estarás inculcando a tus hijos lo importante que es mantenerse activo.

Así que ya lo sabes, enseña a comer bien a tus hijos, ¡les estarás garantizando la mejor medicina para su salud!

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)