< volver

Esenciales que no deben faltar en tu desayuno

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 4 de junio de 2020

 

¿Te has propuesto comer mejor? Si este confinamiento te ha servido para poner un poco de orden a tus hábitos alimentarios y has decidido tomar el control de tu salud y empezar por mejorar tus hábitos alimenticios, en La Cocina de Alimerka apoyamos tu decisión de cuidarte e iniciar un cambio alimentario. Y te proponemos empezar por mejorar tu desayuno. Empezarás el día sintiéndote bien y con energía. Anota qué alimentos no deben faltarte y ¡consigue un desayuno diez!

¿Lácteo, cereal y fruta?

Puede que tengas metida esta combinación en tu cabeza para conseguir un desayuno completo, pero existen muchos otros alimentos que pueden formar parte de un desayuno saludable. Y es que no lo es lo mismo un café con leche con galletas y un zumo que un porridge de avena con frutos del bosque. En la calidad de los alimentos está la diferencia. Y es que algunos de los alimentos suman valor nutricional a tus desayunos. Ahí van los esenciales:

1. Fruta: es la mejor forma de conseguir consumir al menos tres piezas de fruta al día. Puedes comerla entera, en macedonia, con tus tostadas o sumarla a tus cereales desayuno o con un yogur bien fresquito. Opta por la fruta de temporada y tenla siempre a mano.

2. Frutos secos: son píldoras de salud que agregadas a tus cereales o batido del desayuno te ayudan a sumar fibra, antioxidantes y grasas saludables, además de proteínas de origen vegetal. Y para conseguir todos estos beneficios tan solo es necesario un puñadito al día.

3. Fruta desecada: si te encanta el dulce por las mañanas, ¡no puedes dejar pasar probar a endulzar tus desayunos con dátiles, orejones o ciruelas! Ponlos en tus tostadas a modo de mermelada o trocéalos e inclúyelos en tus cereales o con tu yogur.

4. Pescado ahumado o en conserva. ¿Quién ha dicho que el pescado no es para el desayuno? Prueba a tomarte unas tostadas con queso salado y salmón ahumado o con tomate, un chorrito de aceite y unas sardinillas aliñadas con especias. Estarás sumando omega-3 y vitamina D, entre otros nutrientes.

5. Proteínas lácteas o huevo:las proteínas son saciantes. Optar por yogures, queso o huevo, ayuda además de proteínas a sumar nutrientes como calcio, vitaminas B o A. Y si no tenemos contraindicaciones de nuestro médico, podemos comer hasta un huevo al día. Hacerlo nos saciará menos y comeremos menos a lo largo del día.

6. Cereales integrales: son los más habituales del desayuno, y si eliges sus formas integrales como en pan integral o la avena, sumarás fibra y estarás alimentando a tu sistema inmune desde primera hora de la mañana. Además de garantizar energía que se libera lentamente.

Ejemplos de desayunos saludables

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)