< volver

Fruta, ¿mejor en zumo o entera?

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 2 de febrero de 2015

fruta, mejor en zumo o entera

¿Sueles empezar el día tomando fruta? Esta es una de las claves fundamentales que los expertos en nutrición recomiendan. Incluso van más allá y aconsejan consumir al menos 3 raciones a lo largo del día. 
 

Los expertos dicen…

Son muchos quienes piensan que el zumo, en realidad, no se admite como ración de fruta por no aprovechar todos los nutrientes de la fruta. Sin embargo, la respuesta no es tan fácil. Todo dependerá del tipo de consumidor. Para ellos debes preguntarte dos cuestiones: ¿Te gusta la fruta? y ¿la consumes habitualmente?

Analicemos las respuestas

Si ambas respuestas son afirmativas, probablemente no tengas problemas para consumir las raciones recomendadas de fruta al día. Aun así sigue las siguientes pautas:

  • De toda la fruta que consumamos al día, sería recomendable que, al menos una de ellas, fuese un cítrico (naranja, kiwi, mandarina). Te aportará la cantidad diaria necesaria de vitamina C. Esta puede ser en zumo, siempre que se exprima y se consuma rápidamente para evitar que la vitamina se pierda en contacto con aire. Así que ya sabes, ¡elige tu cítrico favorito y combínalo!
  • Consumir la fruta sin pelar para poder aprovechar su contenido en fibra al máximo. Además de fibra, en la piel de algunas frutas, se encuentran determinadas sustancias beneficiosas para el organismo como los flavonoides, sustancias con capacidad antioxidante. ¡Recuerda! Si la consumes con piel, es importante lavarla previamente.
  • Elegir frutas de todos los colores y alternarlas a lo largo del día, ya que si no acabaremos comiendo siempre las mismas frutas y podrá resultarnos monótono y aburrido, acabando por disminuir su consumo. Una opción divertida, puede ser alternar fruta entera con zumos, batidos de frutas o incluso macedonias coloridas al que le agregaremos zumo de naranja, pomelo u otros cítricos para conservar mejor sus vitaminas. Siempre es importante que no pase mucho tiempo desde su elaboración a su consumo. Otra opción sería agregar frutos rojos como frambuesa, grosellas o arándanos a nuestros cereales de desayuno o simplemente mezclados con yogur. Como postre en comida o cena, es delicioso, y por supuesto, nutritivo.

Ahora bien, si te gusta la fruta pero no eres consumidor habitual, debemos identificar la causa de ese bajo consumo. Así podremos ir introduciendo en nuestra dita aquellas frutas que nos resulten más agradables y apetecibles.

Elegir zumo o pieza entera, en estos casos, suele depender de la facilidad y disposición que tengamos para introducirlo como hábito diario. Al principio si tomando la fruta en zumo, somos capaces de cubrir las raciones recomendadas, será una buena opción para conseguir que nos acostumbremos a consumirlo como rutina.

Pero si la fruta no es lo tuyo, lo mejor es que la consumas en zumo. Puedes ir poco a poco introduciendo frutas batidas, licuadas, troceadas y finalmente enteras hasta alcanzar un consumo de 3 frutas al día. Debes proponerte pequeñas metas e ir probado nuevas variedades. ¿Te animas?

Sea cual sea tu caso, la fruta siempre es un opción saludable, ya sea en zumo o entera. Es hidratante, nos aporta energía, es rica en fibra y fuente de vitaminas y minerales necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo, así que no hay excusa para no consumirla. Échale un vistazo a nuestra amplia variedad y elige las que más te gusten.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)