< volver

Hacer dieta no significa comer bien

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 6 de mayo de 2019

Alimerka

 

¿Pensado en el verano y los kilos que tienes que perder antes de que llegue? Antes de lanzarte de cabeza a hacer dieta, tal vez debas plantearte empezar a comer mejor y olvidarte de regímenes. ¿Por qué te decimos esto? Pues porque hacer dieta no siempre es sinónimo de comer bien. Las restricciones alimentarias, una alta ingesta de alimentos que concebimos como “saludables”,-y que pueden no serlo tanto-, o una dieta deficitaria en vitaminas y minerales, no es la forma más adecuada de ganar salud a cambio de modificar nuestros hábitos alimentarios. Si quieres saber más sobre el tema, acompáñanos:

El día internacional sin dietas

El 6 de mayo celebramos el día internacional sin dietas, una jornada que pretende promover la salud resaltando la importancia de aceptar nuestro propio cuerpo. ¿Cómo? Alejándonos de los cánones de belleza presentes en la sociedad, y alertando del peligro de hacer dietas que prometen buenos resultados en poco tiempo y que en realidad lo único que consiguen es poner en peligro nuestra salud. Estamos hablando de las dietas milagro.

El síndrome de la dieta eterna

Tener la sensación de que te pasas la vida a dieta es síntoma de que no has conseguido tu objetivo: aprender a comer mejor, lo que directamente está relacionado con la pérdida de peso y su mantenimiento posterior. Y es que los resultados inmediatos que buscamos no están en dietas de unas cuantas semanas, sino en el día a día durante toda la vida. Comer bien no es un objetivo, es un fin para encontrarnos bien por dentro y por fuera, y también para aceptar nuestra imagen. En vez de embarcarnos en regímenes, ¿no deberíamos plantearnos buscar una forma de comer sano que ofrezca beneficios para nuestro cuerpo y mente? 

La aceptación del cuerpo y la normalización de la obesidad

Aceptar nuestro cuerpo nos ayuda a sentirnos mejor con nosotros mismos y también, a querer cuidarnos. Por supuesto, esto incluye el comer de una forma más sana. Sin embargo, debemos saber diferenciar entre buscar la perfección corporal y, en lo que se refiere al peso, encontrar nuestro rango de peso saludable. Pero, ¿por qué te contamos todo esto? Cada vez son más los movimientos a favor de reducir la estigmatización de los cuerpos de mayor tamaño, sin embargo, según los expertos, normalizar la obesidad puede suponer un problema para reconocer el sobrepeso o la obesidad y las consecuencias que esto pueda suponer para la salud. Y es que la línea entre aceptar nuestro cuerpo, -dentro de unos rangos de normalidad-, y asumir que padecemos obesidad es bastante fina. Según un estudio sobre hábitos de consumo realizado por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) en la que se preguntaba a sus participantes si pensaban que estaban obesos, tan solo un 17,8% de los que padecían obesidad lo reconocían. 

Por todo ello, tan importante es saber aceptar nuestro cuerpo, como saber reconocer cuándo nuestra imagen pasa a ser una cuestión de salud.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)