< volver

Importancia de la familia en la diabetes

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 12 de noviembre de 2018

Alimerka

 

¿Sabías que el 80 % de la diabetes tipo 2 es prevenible a través de la adopción de hábitos saludables? Y es que a diferencia de la diabetes tipo 1, la diabetes mellitus tipo 2 se puede prevenir, y uno de los factores más importantes para conseguirlo, es seguir una alimentación saludable. Y es aquí donde la familia cobra un interés especial, pues es la que en definitiva instaura los hábitos de alimentación de su entorno más cercano y determina los pilares sobre cómo nos alimentaremos a lo largo de la vida.  Esta semana con motivo del Día Mundial de la Diabetes, en La Cocina de Alimerka os hablamos de la importancia de la familia en la prevención de la diabetes.

 

Alimentación y diabetes

La alimentación juega un papel esencial tanto en la prevención como el control de la diabetes, sobretodo la diabetes tipo 2.  Porque lo que comemos, puede ayudar a prevenir la aparición de la enfermedad. Y si esta ya se ha diagnosticado, corregir hábitos inadecuados puede ayudarnos a controlarla e incluso revertirla. Y es que la relación de lo que comemos con algunas de las enfermedades que desarrollamos, es muy alta. Tanto es así, que el 90 % de todos los casos de diabetes, se corresponden con diabetes tipo 2, estrechamente ligada a hábitos alimentarios inadecuados.

 

La familia como instaurador de hábitos saludables

La familia juega un papel esencial en la educación en buenos hábitos, nos ayuda a afianzarlos y nos enseña a llevar una adecuado autocuidado. Y en lo que a diabetes tipo 2 se refiere, la familia es esencial en su prevención ¿Cómo? Con sencillos gestos como promover una alimentación sana y fomentar la práctica de ejercicio físico entre todos miembros los miembros de la unidad familiar.

 

Pasos para instaurar hábitos saludables en familia

¿No pruebas las verduras pero obligas a tus hijos o familiares a que se la acaben? ¿Les animas a que hagan ejercicio y mientras tú, te quedas en casa? Para fomentar hábitos saludables, la forma más eficaz de conseguirlo, es predicar con el ejemplo y hacerlo de manera natural. Así que si te has propuesto mejorar algunos aspectos, te damos algunas pautas sencillas para conseguirlo: 

  • Promueve el consumo de frutas y verduras. ¡Y cómelas! De lo contrario, no podrás pedir que otros lo hagan si tú no das ejemplo.
  • Consume diariamente cereales integrales o de grano entero: avena, arroz y pan integral pueden ser formas de consumirlos.
  • Combina los alimentos de origen animal con vegetales, dando mayor protagonismo a estos últimos.
  • Prefiere las grasas de calidad como el aceite de oliva o las contenidas en frutos secos o frutas como el aguacate.
  • Fomenta la colaboración en la compra de alimentos y su cocinado. Tanto si se trata de niños como de adultos, participar en la elaboración de las comidas promueve la importancia de saber elegir los alimentos y conocer la mejor forma de cocinarlos. Además, fomenta la comunicación familiar e incluso, nos ayuda a relajarnos y sentirnos mejor.
  • Practica ejercicio de manera habitual. E invita a tus familiares a realizar actividades que supongan movimiento. Pasear, jugar al tenis o ir de montaña son actividades

 

Y tú, ¿ya promueves hábitos saludables en tu casa?

 

 

 

 

 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)