< volver

La agencia de seguridad alimentaria avisa de la necesidad de ajustar el consumo de marisco, pescado y hortalizas

Por Laura Pire, 15 de noviembre de 2011

Se han encontrado niveles altos de ciertos compuestos químicos y metales en algunos alimentos de uso habitual que podrían perjudicar a algunos grupos de población. La misión de esta recomendación es la de avisar para reducir el consumo o adaptarlo al consumidor según sus características. En ningún caso se alarma sobre la necesidad de retirar del mercado ningún alimento. Así que todos tranquilos pero informados.

El caso es que tenemos tres grupos de alimentos con una llamada de atención. Y vamos a repasarlos.

Los mariscos por la presencia de cadmio. Para evitar una excesiva exposición a este metal pesado, tenemos que dejar de “chupar cabezas” de gambas, langostinos, cigalas, etc, Es una pena abandonar esta práctica, pero la acumulación de este metal estropea nuestra función renal, desmineraliza los huesos y en casos de gran acumulación puede producir hasta cáncer. Podemos hacer una excepción en navidad y fiestas varias. La alerta apunta a los lugares de España donde comen estos mariscos a diario.

Otro de los grupos de alimentos a controlar son los pescados azules como el pez espada, el tiburón, el lucio y el atún rojo de especie grande llamado thunnus thynnus. Estos pescados grasos tienen la pega de almacenar grandes cantidades de mercurio que se disuelve en su grasa y para los niños es muy perjudicial porque atraviesa la barrera que protege el cerebro y puede interferir en su desarrollo. Los grupos de personas que deben evitar completamente su consumo son: Las mujeres embarazadas o el periodo de lactancia. Los niños menores de 3 años. Los mayores de esta edad y hasta los 12 años, pueden tomar pequeñas cantidades semanales, hasta un máximo de 100 gramos cada dos semanas, es decir, una ración pequeña cada 15 días se podría tomar sin problema.

El último grupo para revisar es el de las hortalizas por su presencia en nitratos. Estos elementos químicos producen un problema serio en la sangre de los bebes y los niños pequeños.

Las verduras más afectadas por esta recomendación son las espinacas y las acelgas.

Lo mejor para prevenir el problema es evitar dar estas verduras a los bebes menores de un año y a los niños de cualquier edad con alguna infección bacteriana intestinal.

Entre 1 y 3 años, se les darán solo una ración diaria. Y siempre guardaremos la verdura cocinada en la nevera si es para consumir en el día y, si no, al congelador.

Los consejos son sencillos, pero hay que tenerlos en cuenta. Si os apetece indagar más en la información, en este enlace encontraréis un organismo nacional de primer nivel para saber cual es la opinión de los expertos sobre cualquier tema en nutrición: http://www.grep-aedn.es/newsletter/mayo2011.htm

Comentarios (5)

 

Por Rita, 15 de noviembre de 2011

Me parece muy honesta tu postura al acercarnos a esa información,pues hay personas que son muy sensibles y sufren patologìas dificiles de diagnosticar siendo a veces consecuencia de alguna intoxicaciòn con alimentos.Interesa que nos tengas al día sin meternos el miedo en el cuerpo.Gracias

 

Por Maria, 17 de noviembre de 2011

A mi me encantan las gambas y por supuesto soy incapaz de dejar sus cabezas intactas. Lo cierto es que las como más menos una vez al mes así que supongo que por ese nivel de frecuencia no asumo un riesgo preocupante. En cualquier caso... nadie es perfecto y supongo que será peor para el organismo el aspirar la contaminación de los coches (yo voy en patines para compensar :)

 

Por Azucena, 17 de noviembre de 2011

Gracias por tus consejos que me parecen muy practicos y útiles para la vida cotidiana,una cosa te quería preguntar.El marisco que se compra precocido es necesario darle un hervor de segundos?Es que yo lo hago porque me dá la sensación que es mas sano,que termino de cocerlo y ademas le elimino parte de ese conservante que le ponen.Gracias Azucena

 

Por Laura Pire, 17 de noviembre de 2011

Hola Azucena! En principio, no es necesario dar un hervor al marisco precocido, pero si a ti te da sensación de higiene y no te estropea el sabor, pues hazlo tranquilamente. Un saludo para todos y gracias por vuestros comentarios!

 

Por Fran, 19 de noviembre de 2011

Lo que me puede resultar más difícil es lo de no chupar las cabezas de las gambas... es superior a mí!

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)