< volver

La confusión que producen los productos “sanos”

Por Laura Pire, 13 de julio de 2012

frutas, bol desayunoUn producto light es aquel cuyo aporte energético es al menos un 30% más bajo que el de su alimento de referencia.

Suena a ligero, a dieta, a equilibrio, a producto sano y adecuado para nuestro momento zen. Esto significa que si a un helado se le reducen las calorías por sustituir el azúcar con un edulcorante, la grasa sigue estando presente en su totalidad. Esto no es muy ligero. Las marcas comerciales intentan crear productos saludables de verdad, reduciendo el porcentaje, no solo de los azúcares sino también de la grasa. Hay que empezar a mirar las etiquetas con atención.

Los lácteos son un ejemplo claro de las limitaciones que pueden tener los productos procesados para reducir las calorías. Al pasarse al lado light, los lácteos pierden la grasa. Son desnatados. Para la correcta absorción de vitaminas liposolubles como la A y D, la grasa es fundamental como vehículo, y por esto los lácteos, al desnatarse, pierden propiedades como alimento. Engordan menos, eso sí, pero la nutrición debe ser lo más importante. Lo mejor en estos casos es variar entre desnatados y semidesnatados cuando queremos controlar la ingesta de grasa con los lácteos. En cambio, si se toma muy poca leche al día y no tenemos problemas de colesterol ni obesidad, una nubecita de leche entera en el café nos proporcionará vitaminas y minerales importantes en una pequeña ración.

En la zona de productos para cuidarse, podemos encontrar barritas sustitutivas de comidas, que si son capaces de resolver una comida completa, es que aportan todos los nutrientes que podemos necesitar. Otra cosa es que se absorban bien. El caso es que es importante no confundirlos con barritas energéticas. Suena a broma, pero no seríais los primeros que tomáis un par de barritas sustitutivas de una comida, en una merienda o como tentempié. Ya lo decía Torrente, que las tomaba de postre.

Las barritas energéticas a base de muesli, miel, cereales, chocolate, etc, son productos diseñados para un tentempié saludable y con energía duradera. No son light ni adelgazan. No sustituyen comidas.

Galletas integrales, bizcochos caseros de cereales ecológicos, productos con un aspecto natural supercuidado, nos indican que se han utilizado edulcorantes naturales, cereales integrales biológicos, etc. Ingredientes de primera calidad ecológica que potencian nuestra nutrición. Estos alimentos no son light. No están pensados para adelgazar. Su composición equilibrada y muy potente en nutrientes, mejora la absorción de las vitaminas y los minerales que garantizan una nutrición mejor, pero no son “de dieta”. Son un ejemplo de cómo evolucionan los productos alimenticios según la población va demandando mayor calidad alimenticia.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)