< volver

La moda del fofisano. ¡No tan sano como lo pintan!

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 31 de julio de 2015


¿Has oído hablar de la nueva moda de los denominados fofisanos? Para algunos parece ser la excusa perfecta para poder tener barriga y lucir “michelines” sin sentirse culpable por ello. Para otros es una exaltación a la obesidad y a la erradicación de hábitos saludables. Por si aún no te has enterado en qué consiste esta nueva moda o si por el contrario, eres un ferviente seguidor de esta tendencia, en La Cocina de Alimerka te contamos cuáles pueden ser sus consecuencias si lo llevamos al extremo.


¿En qué consiste?
La figura de los fofisanos responde a un cuerpo relativamente cuidado y musculado, pero con barriga, ya que sus seguidores no son tan estrictos con su alimentación como lo son deportistas de diferentes disciplinas. Los excesos alimentarios, junto con el consumo de alcohol y alimentos ricos en grasas, hacen más fácil en estas personas, que a pesar de realizar ejercicio, la alta ingesta de energía se acumule en forma de grasa en la zona abdominal, desarrollando la tan, hasta ahora, temida barriga. ¿Te suena? Pues lejos de ser motivo de preocupación, se pretende imponer como el nuevo ideal de belleza masculina.

Fofisano, ¿Realmente sano?
Su nombre así nos lo da a entender, “barriga sana”. Pero la barriga no siempre es sana, sobre todo cuando la grasa acumulada es en la zona abdominal y supera un tamaño y su porcentaje de grasa es muy elevado, ya que la acumulación de grasa en esta zona, predispone numerosas enfermedades, entre ellas el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, diabetes o hipertensión y su aumento suele producirse sin que apenas nos demos cuenta. ¡Así que no te descuides!

La figura delgada-gorda 

Algunas personas acumulan el exceso de grasa solo en determinadas zonas de su cuerpo, como la zona abdominal, pareciendo en realidad personas delgadas. Seguramente todos conocemos a alguien que come grandes cantidades de comida y sigue hábitos poco saludables y aún así parece no engordar. Pero no engordar no es sinónimo de estar sano. De hecho, estas personas a largo plazo, suelen presentar problemas de colesterol, triglicéridos u otros, si sus hábitos alimenticios no son adecuados, a pesar de estar aparentemente delgados.

El riesgo está en la cintura

Estar delgado pero presentar un perímetro de la cintura elevado, puede ser peligroso. Para reducir riesgos, evita presentar un perímetro de la cintura elevado, de manera que no superes los 88 cm, si eres mujer, o los 120 cm, si eres hombre. ¿Cumples con estas medidas? Si no lo tienes claro, consulta con un especialista en nutrición.

Y recuerda que para estar sano, es esencial cuidar lo que comemos siguiendo una dieta equilibrada, realizar ejercicio físico regular y liberarse del estrés. Y si aún así, decides dejarte barriga este verano, ¡cuidado con su perímetro!
 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)