< volver

Las castañas: ¿qué tienen de especial?

Por Laura Pire, 9 de octubre de 2013

Las castañas: ¿qué tienen de especial?

La castaña es un alimento que forma parte del grupo de los frutos secos, pero cuando nos adentramos en el estudio de su composición, observamos que poco tienen en común con los demás frutos secos.

  • Los frutos secos se denominan así precisamente por su bajo contenido en agua, norma que la castaña no cumple ya que presenta casi un 50% de agua.
     
  • Por lo general, los frutos secos tienen un contenido alto en grasa. La mayoría rondan el 30% de grasas en su composición; todos salvo la castaña, que sólo contiene un 3%. Esto hace que se asemeje más a un cereal que a un fruto seco.
     
  • La castaña ha formado parte de la dieta de invierno en Asturias durante toda la historia. Una forma muy interesante y suave de prepararlas es cocidas con leche. La castaña contiene los aminoácidos esenciales y se completan con la potencia nutritiva de la leche entera con todas las vitaminas liposolubles que garantizan una nutrición completa.
     
  • Es un fruto seco menos calórico que los demás aunque proporciona un buen número de calorías: 196Kcal por cada 100g de castañas. Esto es debido a que contiene muchos hidratos de carbono complejos en su mayoría, que son los que se queman lentamente. En asociación con carne y verduras hace un plato perfecto. De hecho, todos hemos probado u oído hablar del pote de castañas, ¿verdad? Un ejemplo de plato tradicional completo.
     
  • Presenta una muy importante cantidad de fibra: unos 10g por cada 100g de castañas. Ayuda a que los azúcares se absorban poco a poco, mejora la sensación de saciedad y el tránsito intestinal.
     
  • Como la naturaleza es sabia y éste es un alimento propio de la época otoñal, nos proporciona todos aquellos minerales y vitaminas que nuestro cuerpo necesita en esta época: los imprescindibles para fortalecer las defensas y preparar al organismo para hacer frente a las enfermedades infecciosas que acechan en estos meses.
     
  • Destaca por sus dosis de vitaminas A, C (hasta 40mg por cada 100), E y ácido fólico (58µg). Los minerales por su lado: magnesio, fósforo y potasio (480mg por cada 100g de castaña), también favorecen el funcionamiento del sistema nervioso y muscular.
     
  • La castaña es un complemento alimenticio especialmente útil para personas que estén convalecientes de algún proceso patológico y necesiten fortalecer es sistema inmunológico.

  • Las castañas son también el tentempié ideal para aquellos que tienen un desgaste físico y psicológico importante, como los estudiantes. Además, estimula la memoria y las habilidades cognitivas, que no está nada mal para retener información.

Comentarios (2)

 

Por Elena, 26 de octubre de 2013

Me encantan las castañas. Suelo comerlas asadas en el horno o cocidas en agua con un chorrín de anís y pelín de sal pero por lo que leo en el blog, ¿mejor las cuezo en leche? ¿la leche se aprovecha luego para otra cosa o es mejor tirarla? Gracias mil ;)

 

Por Laura Pire, 30 de octubre de 2013

¡Hola, Elena! Como tú las preparas está muy bien. Además no añades energía extra. El interés de cocerlas en leche es por el alimento tan completo que creamos, pero puedes complementarlo después y también es correcto. La leche que te quede, puedes usarla para lo que quieras. Un saludo y muchísimas gracias por participar en el blog.

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)