< volver

Leche fresca no es lo mismo que cruda

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 21 de noviembre de 2018

Alimerka

 

¿Conoces las diferencias entre la leche cruda y la denominada leche fresca o del día? Porque aunque ambos productos pueden parecer similares, el tratamiento que siguen es muy diferente. Y aunque en el caso de la leche cruda su venta no está permitida, ambos conceptos son confundidos en más de una ocasión. Así es que hoy en La Cocina de Alimerka despejamos las dudas para que sepas cuáles son sus diferencias y también te hablamos de algunas cuestiones en torno al consumo de leche, para que si eres un amante de este producto, lo disfrutes sin ningún tipo de duda. 

 

Leche cruda, la leche de moda no exenta de ciertos riesgos

¡Seguro que te suena! Este pasado verano parecía que la leche cruda estaría disponible en el mercado para su venta directa al consumidor. Sin embargo, la medida se paralizó, entre otros motivos, porque la comunidad científica alertaba de los posibles riesgos que su consumo podía suponer para la salud si no se le daba un tratamiento adecuado. Y es que la leche cruda, es eso, leche recién ordeñada que no se somete a tratamiento térmico o si se somete, no supera los 40 grados, siendo insuficiente como medida para eliminar bacterias patógenas. Y aunque actualmente esta leche no se comercializa, en no pocas ocasiones se confunde con la leche fresca, que a diferencia de la leche cruda, es un producto altamente seguro. 

 

Leche fresca, con todo el sabor de la leche y sin riesgos

¿Te has fijado que la sección de lácteos refrigerados, también hay leche? Es la denominada leche fresca, también conocida como leche higienizada o pasteurizada. Y a diferencia de la leche cruda, esta leche ha sido sometida a pasteurización. Un tratamiento térmico suave que garantiza la destrucción de bacterias patógenas, manteniendo todas las características físicas, químicas y organolépticas del alimento. Y a pesar de lo que suele pensarse, ¿sabías que la leche fresca puede llegar a durar hasta tres semanas en la nevera? Y es que los avances en los tratamientos de pasteurización han conseguido alargar mucho la vida útil de estos alimentos. ¡Toda una ventaja para los amantes de la leche de sabor más intenso! Y si a pesar de gustarte la leche, tienes dudas sobre si su consumo es bueno para la salud, a continuación te contamos cómo están las cosas en nutrición sobre este producto.

 

¿Es mala la leche? ¿Se puede estar bien alimentado sin tomarla?

Según los diferentes estudios relativos a efecto de la leche en la salud, no es posible afirmar que el consumo de leche tenga efectos indeseados. De hecho, la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), aconseja un consumo de dos a tres raciones diarias de leche y/o derivados. Es decir, si te gusta tomarla, los expertos indican que no hay motivo para que no lo sigas haciendo, siempre dentro de las recomendaciones, y si prefieres optar por otras alternativas, bastará con prestar atención a que la ingesta de calcio sea la necesaria. 

 

¿Eres un amante de la leche?

Si eres uno de estos incondicionales a la leche, te animamos a que, si no lo has hecho aún, pruebes la leche fresca que te está esperando en la sección de lácteos refrigerados de Alimerka. Es posible que ni tus desayunos, ni tus cafés, ¡vuelvan a ser lo mismo! Échale un vistazo la próxima vez que pases por delante, y si te animas a probarla, ¡cuéntanos qué te ha parecido!

 

 Y tú ¿eres de los incondicionales a la leche o prefieres otras alternativas?

 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)