< volver

Leche y derivados: prescindibles pero también saludables

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 24 de mayo de 2019

Alimerka

 

Si buscamos un alimento que tenga defensores y detractores a partes iguales, ese es sin duda la leche. Y es que en los últimos años hemos podido leer y escuchar todo tipo de argumentos a favor y en contra de esta bebida pero, ¿tenemos que dejar de tomarla si nos gusta? Y si no nos gusta, ¿tenemos que incluirla en nuestra dieta para garantizar el aporte suficiente de calcio a nuestro cuerpo? Hoy desvelamos todas las particularidades de estos productos para aclarar todas tus dudas. 

¿Son la mejor fuente de calcio?

Si tuvieras que decir un alimento rico en calcio, ¿cuál es el primero que se te viene a la mente? ¿Leche? Tranquilo, no leemos tu mente, pero al igual que tú, hemos escuchado durante muchos años que la mejor forma de tomar calcio es hacerlo a través de este líquido y sus derivados. Sin embargo, estudios recientes confirman que la salud ósea no solo depende de la ingesta de calcio, sino también de otros nutrientes como la vitamina D, el magnesio, el fósforo, le selenio o la vitamina C. Por ello, para garantizar la salud de nuestros huesos, hay que seguir una dieta saludable, pero no centrarse solo en un único nutriente. Esto no quiere decir que, si eres fan de los lácteos tengas que renunciar a ellos, porque consumirlos es una forma fácil de obtener calcio, proteínas o vitaminas como la A, la D o B12, solo recuerda que el consumo recomendado es de dos a tres raciones diarias

Sus efectos saludables 

La ingesta habitual de leche, queso o yogures está relacionada con ciertos beneficios para nuestro organismo por su presencia de compuestos bioactivos. Estas sustancias actúan como antioxidantes, antivirales, antimicrobianos, además de ayudar en el buen funcionamiento de venas y arterias. De hecho, algunos estudios señalan que consumir lácteos es un buen método para prevenir la hipertensión arterial, por lo que seguimos hablando de ventajas al hablar de lácteos.

¿Son imprescindibles? 

Puede que pienses que un buen café tiene que ir siempre acompañado de leche, o que las bebidas vegetales no son lo mismo que un buen vaso de este líquido, pero también puede que por motivos médicos tengas que reducir o prescindir de este tipo de alimentos, que seas intolerante a la lactosa o alérgico a las proteínas de la leche de vaca u otras, o que simplemente hayas optado por una alimentación basada en alimentos exclusivamente vegetales por razones morales. ¿Hay alguna diferencia entre el estado de salud de consumidores y no consumidores? En realidad no, los estudios indican que las personas que no toman lácteos no sufren más fracturas, sin embargo, sí señalan la importancia de seguir una dieta saludable para evitar este riesgo.

Así es que si eres fan incondicional de los lácteos, te animamos a seguir disfrutando de ellos, pero si los has dejado a un lado, -por el motivo que sea-, no te agobies, que el calcio lo tienes asegurado en muchos otros alimentos como te contamos aquí.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)