< volver

¿Mantienes a raya tu grasa abdominal?

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 26 de abril de 2017

¿Mantienes a raya tu grasa abdominal?

 

La grasa abdominal y su acumulación en exceso, pueden tener efectos negativos para nuestra salud. Y es que una alta cantidad de grasa abdominal se relaciona con la aparición de insulinorresistencia, diabetes tipo 2 o diferentes tipos de enfermedades cardiovasculares. Así que si quieres mantenerla a raya, descubre cómo conseguirlo en La Cocina de Alimerka. Te contamos más sobre la grasa abdominal y te damos algunos consejos para tenerla bajo control.

 

El peso no es la cuestión sino el perímetro

Si eres de los que solo se fija en lo que marca la báscula, has de saber que gozar de buena salud no es solo es una cuestión de peso. También debes tener en cuenta tu perímetro abdominal. ¿Cómo? Midiéndolo con una cinta métrica alrededor del ombligo. ¡Así de fácil! Si este es menor de 88 cm en mujeres y de 102 cm en hombres, no habrá problema. Por el contrario, si nuestro perímetro es mayor, entonces habrá que tomar cartas en el asunto. ¡Te damos algunos consejos a continuación!

Mantener a raya la grasa abdominal

Si tú grasa abdominal lejos de abandonarte, cada vez se pone más cómoda en tu barriga, debes de ir pensando en plantarle cara e intentar rebajar su volumen para mantenerla a raya. Con algunos buenos hábitos, te resultará más fácil para conseguirlo. ¡Toma nota!

1. Rebaja las grasas saturadas y vigila la cantidad de grasa total que consumes. Prefiere el aceite de oliva como grasa de adición y elige alimentos con grasas saludables como el aguacate, los frutos secos o el pescado azul.

2. ¿Azúcar? En su justa medida y mejor si es la propia de los alimentos. Frutas, frutas desecadas o una cucharadita de panela pueden ayudarte a dar un toque dulce a tus postres, pero es aconsejable que te acostumbres a consumir la menor cantidad de azúcar posible y elijas alimentos sin apenas azúcar. Esta solo te aporta calorías que si no gastas, acabarán por acumularse.

3. Di adiós a los productos ultraprocesados ricos en grasas y azúcares. A cambio pásate a las frutas frescas, los lácteos desnatados o los snacks saludables. Y si eres de los que necesita tomar algo a media mañana o media tarde. Prueba con este pudding de chía, es bajo en calorías y altamente saciante.

4. Practica ejercicio físico regular. Te permitirá gastar las calorías que tu cuerpo no necesita, rebajar grasa y sentirte mucho mejor. ¡Dedícale al menos 30 minutos cada día!

5. Ajusta lo que comes a tus necesidades diarias reales. Y para hacerlo, nada mejor que consultar con tu especialista o un dietista-nutricionista. Te ayudará a descubrir dónde se encuentran las calorías escondidas y corregir errores en la dieta.

 

No esperes más, y ¡plántale cara a tu grasa abdominal!

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)