< volver

Más frutos tropicales que debemos conocer y utilizar

Por Laura Pire, 11 de junio de 2013

Hace unos pocos post, os hablé de un montón de frutos tropicales que se encuentran fácilmente y que debemos, sin duda, aprovechar sus propiedades. Como me quedaron algunos muy interesantes en el tintero, hoy os presento la segunda parte de frutos tropicales y tubérculos súper interesantes.
 
Papaya. Es muy rica en vitaminas A y C. Contiene papaína, una enzima proteolítica que ayuda a digerir las proteínas y acelerar el vaciado gástrico.
 
Guayaba. Es una de las frutas que más vitamina C contiene (228mg). Resulta muy astringente (controla las diarreas) debido a su contenido en taninos y pectina.
 
Lichi. Esas bolitas blancas que se toman de postre en los restaurantes chinos. Saben muy parecido a las uvas. Destacan en vitamina C y ácido fólico (84mg y 14µg respectivamente cada 100g). Mejora las defensas y previenen enfermedades degenerativas.
 
Arbutu o madroño. Es también una bolita roja – rosada que se presenta en almíbar también en los lugares de comida oriental. Aunque el madroño parece muy español y madrileño concretamente, no es una fruta muy popularizada. Seguro que muchos de vosotros no la habéis visto nunca. Hoy, la foto de este post va dedicada a esta fruta para que las sepáis que aspecto tiene. Como propiedades, es muy antioxidante y antiagregante plaquetario.
 
Tamarindo. Es muy recomendable para deportistas porque contiene proteínas y una gran concentración de hierro, potasio, magnesio, sodio, fósforo y calcio. Es una de las pocas frutas que contiene vitamina K.
 
Acerola. Cada 100 gramos de pulpa de acerola contiene 1670mg de vitamina C, si está verde incluso tiene más cantidad que cuando está madura. Esto la convierte en la fruta más rica en vitamina C del reino vegetal.
 
Tubérculos
 
Ñame. Se consume del mismo modo que la patata y se le atribuye la capacidad de aliviar los síntomas premenstruales. También se utiliza como un equilibrante de los niveles hormonales. A mi me encanta en la crema de verduras. Le da una textura perfecta.
 
Yuca. Tiene más fécula que la patata y por eso resulta más saciante. A modo de anécdota os cuento que tiene fama de afrodisíaco por su contenido en cinc. Ahí queda eso. Mezclada con platos de carne, recuerda a unas patatas guisadas con mucho cuerpo. Está riquísima.
 
Batata. Es muy rica en almidón y resulta muy nutritiva por su contenido en betacarotenos, hierro y vitaminas C y E.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)