< volver

Menos sal, grasas y azúcares y más salud en Navidad

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 12 de diciembre de 2018

Alimerka

 

Sabías que en Navidad las cifras de colesterol y la tensión arterial, se disparan en personas propensas a padecer estas dolencias? Por eso, cuidar de nuestra alimentación, también es importante durante las fiestas navideñas. De hecho, es la mejor forma de evitar que los excesos causen estragos en nuestra salud. Y es que las comidas ricas en grasas, proteínas, azúcares y sal, son las protagonistas de estas fiestas. Pero, ¿qué podemos hacer para seguir cuidándonos y disfrutar a la mesa estas fiestas? En La Cocina de Alimerka te damos algunos consejos para cuidar de la salud de los tuyos y controlar los excesos estas navidades sin dejar de disfrutar.

 

El peso y la tensión, se disparan en Navidad

Según la Sociedad Española de Hipertensión- Liga Española para la lucha contra la ¿ hipertensión arterial (SEH-LELHA), en Navidades es posible llegar a ganar unos 4 kilos de más y esto tiene repercusiones para personas con sobrepeso y para los pacientes hipertensos. Además, aquellos que controlan la enfermedad con fármacos, se ven tentados a abandonar la medicación durante las fiestas y retomar su ingesta tras las mismas, provocando grandes desajustes en sus cifras de tensión. Así es que, evitar sustos está en nuestras manos. ¿Cómo conseguirlo? A través de la moderación y unas sencillas pautas que nos permitirán seguir disfrutando de las fiestas, pero con salud.

 

Menos sal, grasas y azúcares y más salud

Sal, azúcar, grasa y alcohol son los protagonistas de estas fiestas. Y aunque pueda parecer que sin ellos, la fiesta ya no es lo mismo, nada más lejos de la realidad.De hecho, cada vez son más las personas que optan por menús más saludables y menos cargados de estos nutrientes estas fechas. ¿Algunos consejos para conseguirlo? 

Opta por los entrantes ligeros y con productos frescos: Almejas, gambas o patés vegetales con la menor cantidad de sal, pueden ser buenas alternativas.

Vigila los alimentos con alto contenido en grasa: combinar carnes o pescados con verduras, puede ser una buena forma de rebajar la densidad calórica y grasa. E incluso, optar por guarniciones con frutas para acompañarlos.

Si te es posible, opta por postres caseros, usando la cantidad justa de azúcar.

Cuidado con el alcohol. Cuanto menos, mejor. Porque su consumo puede aumentar los niveles de tensión y causar algún que otro susto si nos dejamos llevar. A cambio, puedes tomar bebidas sin alcohol, mucho más saludables y de lo más aparentes. Descubre algunas ideas aquí.

Pon una jarra de agua siempre en la mesa. Así será más fácil beber más agua y menos alcohol o bebidas azucaradas.

Dulces navideños, solo en fiestas. Sé fuerte y resérvalos para los días señalados. Y si eres de los que sucumben fácilmente, entonces opta por comprarlos cuando se acerquen las fiestas y evita tenerlos al alcance.  ¿Cuál de los dos eres tú?

Vuelve a tu rutina lo antes posible. No te dejes llevar por los malos hábitos y no abandones la práctica de ejercicio ni la ingesta adecuada de frutas y verduras. Así, tras una comida o cena copiosa, nada mejor que un paseo en buena compañía o una tarde de baile en familia. Y a la hora de cenar, hazlo con alimentos ligeros pero nutritivos: yogur, fruta o verduras son tus aliados para retomar buenos hábitos alimentarios.

 

Y tú, ¿vas a apostar por una Navidad saludable?

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)