< volver

Movernos más, para estar más sanos

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 25 de febrero de 2019

Alimerka

 

¿Sabías que las personas que dedican 150 minutos semanales a practicar ejercicio físico tienen un 30 % menos de posibilidades de padecer cáncer? O que quienes llevan una vida activa, ¿enferman menos, viven más y lo hacen con mayor calidad? Caminar a buen ritmo, bailar un rato o aprovechar un día de sol para sacar la bicicleta son algunos ejemplos sencillos de cómo el ejercicio proporciona grandes beneficios a nuestra salud física y mental. ¿No alcanzas esos 150 minutos? En La Cocina de Alimerka te damos algunos trucos para hacer del ejercicio una rutina llevadera y unos consejos sobre qué alimentos tomar antes y después del ejercicio. ¿Te animas?

Los asturianos nos movemos poco

Según la última encuesta de Salud elaborada por la Dirección General de Salud Pública tan solo el 8.5% de la población asturiana practica alguna actividad física moderada de forma habitual, y un 37% no hace nada de ejercicio. Con una población cada vez más envejecida, jóvenes cada vez más obesos y el aumento de las dolencias cardiovasculares, ¡está claro que algo no hacemos bien! Pero como nunca es tarde para modificar nuestros hábitos, te recordamos todas las ventajas que aporta el ejercicio a nuestra salud:

  • Ralentiza el deterioro físico asociado a la edad.
  • Combate las enfermedades derivadas del sedentarismo: colesterol, hipertensión, diabetes tipo 2, obesidad, enfermedades cardiovasculares o ciertos tipos de cáncer.
  • Combate el estrés y promueve el bienestar emocional.
  • Si estás dejando de fumar, te ayuda a combatir la ansiedad.

La constancia es la clave del éxito

¿Quién no se ha propuesto al inicio de año empezar a correr una hora o apuntarse a clases de natación? Sin embargo, es probable que a día de hoy ya hayas abandonado tu propósito y, en parte, esto puede deberse a que empezaste demasiado fuerte. ¿Y si te propones objetivos más pequeños? Los especialistas recomiendan fraccionar el ejercicio para que nuestras metas sean más realistas y fáciles de cumplir. Para empezar, no te hace falta llevar chándal y zapatillas de deporte para hacer deporte: ir caminando a buscar a los niños al colegio, aprovechar la hora de comprar el pan para pasear o jugar con los niños al balón, ¡también suma! Eso sí, ¡sé constante! Piensa que hacer poco ejercicio de manera habitual es mucho mejor que no hacer nada. Y déjate de excusas porque no nos convences, ¡nos las sabemos todas! Y te ayudamos a combatirlas aquí.

Consejos para que la falta de energía no sea excusa

Comer bien no solo es importante para rendir más, también te puede aportar esa energía necesaria para practicar deporte y ser constante. ¿Sabes cómo hacerlo? Descubre aquí diferentes opciones para antes y después del ejercicio físico.

No tires la toalla antes de intentarlo: ponte pequeñas metas y sé constante. Y si fallas, ¡vuelve a intentarlo! Recuerda que tu salud está en juego.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)